Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1996/12/16 00:00

DAMA AL VOLANTE

Mónica de Greiff toma las riendas de la Comisión Nacional de Televisión en momentos en que está en juego buena parte del futuro de la televisión colombiana.

DAMA AL VOLANTE

En términos generales, ser director de la Comisión Nacional de Televisión _Cntv_ es un cargo más bien protocolario. Al fin y al cabo la junta está conformada por cinco personas con más o menos lasmismas atribuciones y el mismo poder de decisión. Sin embargo, dada la coyuntura que está viviendo el país en materia de comunicaciones, el relevo que tuvo lugar la semana pasada adquiere especial trascendencia.En reunión celebrada el 13 de noviembre y por votación unánime, la junta directiva nombró a la ex ministra de Justicia Mónica de Greiff en reemplazo del antiguo director de la comisión, Jorge Valencia Jaramillo, a quien se le había cumplido su período en junio pasado. El cambio de mando no tendría mayores implicaciones si no fuera por la agenda que tiene pendiente la Cntv para los próximos meses y de la cual depende gran parte del futuro de la televisión colombiana.Con la nueva directora a la cabeza la Comisión tendrá que definir las reglas del juego en una serie de iniciativas tan delicadas como la creación de la televisión privada, la licitación de la televisión por cable y la reglamentación en torno al funcionamiento y operación de los canales locales. Todo esto en mitad de una aguda controversia alrededor del proyecto de ley que busca anular las prórrogas a los noticieros de televisión y modificar la conformación de la junta directiva de la Comisión de manera que el ministro de Comunicaciones pueda hacer parte de ella en representación del gobierno, entre otras cosas.Sin duda, el grueso de la atención recaerá sobre las licitaciones de los canales privados y de televisión por cable. En relación con la televisión privada, la Comisión deberá estar atenta al proyecto de modificación de la ley 182, que busca definir cuántos canales se crearán, a quién se adjudicarán, qué topes de participación accionaria se permitirán y cuál será el monto de la licencia de operación. En cuanto a la televisión por cable, en las próximas semanas la Comisión tendrá que pronunciarse sobre el tipo de frecuencias que serán adjudicadas a los nuevos operadores, es decir, si tendrán cobertura municipal, departamental o nacional, y además definir en qué condiciones funcionarán los operadores de cable que ya tienen adjudicación.Ante un panorama de tanta trascendencia para el futuro de las telecomunicaciones el reto de Mónica de Greiff será garantizar la transparencia en un proceso en el que se mueven no sólo muchos millones de pesos sino también los intereses de todos los televidentes, quienes serán en últimas los grandes beneficiados de que Colombia pueda llegar de una vez por todas a la modernidad en materia de televisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.