Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/1993 12:00:00 AM

Daniel, el fracasado

El pequeño travieso que inspiró la famosa historietatiene hoy 46 años y su vida es un completo desastre

UN OVEROL arrugado, una camiseta a rayas, un mechón rebelde y una cauehera siempre lista. Estos son los rasgos que por más de 40 años han identificado a "Daniel el travieso'', el clásico personaje de las tiras cómicas. Era el hijo de Hank Ketcham, un caricaturista principiante que en 1950 creó la historieta ante los constantes gritos de su esposa: "¡Hank, tu hijo es una amenaza! ".
En aquel entonces Daniel Ketcham tenía cuatro años, y su agitada vida en el barrio fue plasmada en el papel por su padre. Sus compañeros inseparables eran un perro y un grupo de pequeños diablillos que atormentaban al vecindario. Su comida favorita eran las papas fritas con salsa de tomate y todas las noches repetía la misma oración: "Dios, metí la pata otra vez ".
La historieta tuvo desde el principio un éxito arrollador. Hoy, diariamente 50 millones de lectores leen la caricatura, que ha sido traducida a más de 14 idiomas.
La televisión norteamericana ha realizado varias series animadas inspiradas en el personaje, y este año se estrenó la película: "Daniel, el travieso", que ya recogió más de 50 millones de dólares alrededor del mundo. Todo esto ha hecho a Hank Ketcham, un hombre muy rico. Pero su hijo e inspirador de su éxito, no ha corrido con la misma suerte. Una ha sido la vida del pequeño de la caricatura, y otra la del hombre de 46 años, que de aquellos tiempos solo conserva el overol y la camiseta. Ketcham es un hombre fracasado, que trabaja como rencauchador de llantas y vive en una humilde casa-móvil.~
Después del éxito de su invención, Hank Ketchman se dedicó por completo a la promoción de la historieta. Daniel vivió una niñez solitaria, interno en un colegio privado, presentó graves dificultades de aprendizaje. Y para colmo de males, su madre murió por una sobredosis de barbitúricos. Esto distanció aún más la relación padre e hijo. Al poco tiempo de enviudar, Hank contrajo nuevas nupcias y se trasladó a Suiza. Daniel, de 16 años, decidió terminar el bachillerato en los Estados Unidos. Después participó en la guerra de Vietnam, y Jamás recibió una carta de su padre. De regreso a los Estados Unidos debió someterse a un tratamiento siquiátrico. Luego contrajo matrimonio, pero su crítica situación económica y emocional lo llevño a la separación. Actualmente Daniel está casado por segunda vez, pero está legalmente impedido para ver a su única hija, por motivos que el no ha querido nunca revelar.
El único recuerdo que Daniel guarda de su padre es un libro que él le envió en una oportunidad, y que llevaba inscrita la siguiente dedicatoria: "Para el verdadero Daniel, con amor. Papa". El libro descansa sobre la mesa de la sala como único testimonio de la relación con su padre, recordandole que toda su vida ha sido una historieta de travesuras y equivocaciones. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.