Martes, 17 de enero de 2017

| 2003/01/12 00:00

De mal en peor

Hace un par de años, Britney Spears aseguro que llegaría virgen al matrimonio.

Luego de su beso con Madonna, de sus provocativos videos y de su fugaz matrimonio, la princesa del pop se ha encargado de borrar su imagen virginal y no deja de sorprender a sus admiradores. Pero los escándalos no se detienen: la semana pasada Jason Alexander, el feliz esposo de Spears durante 48 horas, anunció que va a escribir un libro con todas las infidencias de su relación con la cantante. Además, varios programas le ofrecieron un millón de dólares por un video grabado cuando los dos intercambiaban votos. La Spears aún no se ha pronunciado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.