Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1982/08/30 00:00

DE TAL PALO...

DE TAL PALO...

La gente tiene la costumbre de asimilar como cosa natural que la hija de un escritor también lo sea. Más aún si el padre en cuestión es Germán Arciniegas. Esto le ha sucedido a Gabriela Arciniegas, una joven bogotana que empezó a publicar sus versos y cuentos hace algunos años en los suplementos literarios y revistas del país. El comentario no se hizo esperar: de tal palo... tal astilla. Movida por su vena íntima, pero también buscando la individualidad y el reconocimiento como mujer independiente, Gabriela acaba de dar a conocer su primer libro: "Una Casita en el Aire". Serie de cuentos que, editados por Plaza y Janés, dan una idea acerca de la profunda sensibilidad artística de la escritora.
Pero al lanzamiento del libro no llevó a su pato, mascota que no solamente le acompaña cuando escribe, sino que también la inspira. Gabriela divide su tiempo entre las ventas en una tienda para niñas indefensas. Las traducciones que llegan a su casa, con las que gana un poco de dinero, y sus propias creaciones literarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.