Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/12/23 00:00

Declinó la invitación

La seriedad de la relación entre el príncipe Guillermo y su novia, Kate Middleton, se hace más evidente cada día.

La seriedad de la relación entre el príncipe Guillermo y su novia, Kate Middleton, se hace más evidente cada día. No sólo su padre, el príncipe Carlos, y su abuela Isabel II aprobaron que vivieran juntos, sino que además la reina invitó oficialmente a Kate a celebrar la Navidad con la familia real en el palacio de Sandrigham. La soberana parece estar encantada con la novia de su nieto, ya que se ha reportado que ha tenido reuniones privadas con ella por lo menos en dos oportunidades. Pero la que podría convertirse en la futura princesa de Gales, decidió declinar muy amablemente tan excepcional invitación. Explicó que aún no está casada con el príncipe y por lo tanto no considera apropiado pasar estas fechas alejada de su propia familia. Algunos medios han visto esta declaración como una muestra clara de un muy próximo compromiso matrimonial, mientras otros un poco más maliciosos creen que se trata de una medida de presión hacia el príncipe por concretar la boda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.