Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/04/01 00:00

DEL CAFE AL CARBON

CON EL PRESUPUESTO MAS ALTO EN LA HISTORIA, 'GUAJIRA' TIENE TODOS LOS INGREDIENTES PARA SER IGUAL O MEJOR QUE 'CAFE'

DEL CAFE AL CARBON

En 1984 Fernando Gaitán viajó por primera vez a La Guajira. Lo hizo como periodista de Magazín al Día para cubrir la inauguración del complejo carbonífero El Cerrejón. En ese momento quedó sorprendido por la magia de esa tierra, por el tamaño del proyecto y por el contraste entre las culturas que apenas comenzaban a antagonizar. Lo cierto es que aquel viaje fue suficiente para quedar embrujado por el lugar. Por eso, cuando Myriam de Lourdes le contó hace cinco años esa historia de amor, lo que más le llamó la atención fue que tuviera como escenario a La Guajira. Se trata de la nueva novela de RCN, que tiene los mejores augurios porque repite director (Pepe Sánchez), libretista (Fernando Gaitán) y protagonista (Guy Ecker) de Café.."Repetimos el mismo equipo porque en la televisión sucede como en el fútbol: uno tiene que hacerse al lado de los que saben hacer goles", dice Gaitán. El rating lo dice todo: según Ibope, la 'premiere' de Guajira tuvo una cifra de 39,5 frente a 32 de La viuda de Blanco y 46,3 frente a 20,8 de Flor de oro. Lo cierto es que aunque esta es una producción muy diferente, indudablemente Guajira despide el mismo aroma de éxito de Café. El sello característico del escritor está allí, en medio de personajes llenos de humor, de historias sencillas pero no tontas y, sobre todo, de un relato de amor amarrado a un contexto histórico y a unas costumbres y culturas reales. Pero al contrario de lo que sucedió en Café, en donde la trama estaba centrada en el negocio del grano, en la nueva producción de RCN la historia de amor entre Sonia Arbeláez (Sonya Smith) y Helmut Eidenberg (Guy Ecker) estará inmersa dentro de muchos otros relatos paralelos, como la bonanza marimbera, el contrabando, el conflicto de compra de tierras entre el gobierno y los indígenas, la migración de profesionales de todos los países del mundo al Cerrejón e incluso la historia del vallenato. "El eje central es el contraste entre el mundo científico y el mágico" _explica Gaitán_. A través de Helmut -continúa- el televidente aprende las primeras lecciones sobre La Guajira, sus tradiciones, costumbres y anécdotas".Según estableció el presidente de RCN, Samuel Duque, la idea de la programadora no es sólo hacer una producción equiparable a Café sino incluso mejorarla. Aunque el éxito de la novela se conocerá únicamente con el tiempo, en algunos aspectos Guajira ya superó a Café. La nueva telenovela ya sobrepasó a su antecesora en materia de actores, exteriores y presupuesto: 60 por ciento de los capítulos se graban en la península a un costo de aproximadamente 25 millones por episodio, lo cual indica un gasto total de por lo menos 6.000 millones de pesos, una cifra que hasta el momento no había sido invertida en una producción de este tipo. Por otro lado, el espaldarazo de Café ha convertido a Guajira en un excelente producto que cualquiera está dispuesto a comprar a ojo cerrado. De hecho, ya se ha vendido en cuatro países latinoamericanos y en México quieren transmitirla al mismo tiempo que en Colombia. "Si no fuera porque queremos valorizar más el producto estaría vendida en todo el continente", afirma Samuel Duque.Pero la verdad es que a Guajira sí le han puesto algo más que alma vida y sombrero. Su mezcla de vallenato, mar, desierto y paisajes suena infalible. La historia ha sido totalmente consultada con antropólogos e historiadores y personajes de la vida real para que refleje las verdaderas costumbres y hechos de la región en forma auténtica. Así mismo, cuenta con un elenco de 53 actores de primera y un número similar de técnicos.A pesar de todo lo anterior, Gaitán no quiere cantar victoria antes de que termine la prueba. Prefiere esperar a que el gran jurado, que es el público colombiano, dé su veredicto. Por ahora sólo se atreve a garantizar que Guajira es una buena historia con una producción de calidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.