Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2011 12:00:00 AM

Detalles de la boda real

Conozca los detalles de la boda del príncipe William y Kate Middleton, que se celebra este viernes en la abadía londinense de Westminster.

Los novios

Guillermo Arturo Felipe Luis de Gales (William) nació el 21 de junio de 1982. Tiene 28 años. Es el primogénito del príncipe Carlos, heredero de la Corona británica, y la fallecida Diana Spencer. Es oficial de la real fuerza aérea (RAF) y actualmente es piloto de helicóptero de búsqueda y rescate en el País de Gales.

Catherine Elizabeth, más conocida como Kate Middleton, nació el 9 de enero de 1982. Tiene 29 años. Es la mayor de tres hermanos, nacidos del matrimonio de Carole y Michael Middleton, propietarios de una exitosa empresa de venta en línea de artículos para fiestas. Comenzó su noviazgo con William en el 2003.

El lugar

La abadía londinense de Westminster es una iglesia gótica del tamaño de una catedral. Está situada frente al Palacio de Westminster -sede del Parlamento británico- y es relacionada con la celebración de las coronaciones y entierros de los reyes ingleses.

La primera coronación celebrada en la abadía de Westminster fue la del rey Guillermo I, que se llevó a cabo el día de Navidad de 1066. La última coronación, en 1953, pertenece a la reina Isabel, abuela del príncipe William.

Su nombre formal es el de Iglesia Colegiata de San Pedro y, a diferencia de la mayoría de los templos británicos, es propiedad directa del monarca y no de alguna diócesis o provincia, una norma que se mantiene desde los tiempos de dominación anglosajona.

Es el lugar donde reposan los restos de 17 reyes y de destacados personajes de la cultura como Geoffrey Chaucer, autor de "Los Cuentos de Canterbury" y el novelista victoriano Charles Dickens, en el llamado Rincón de los Poetas, en el extremo sur de la abadía.

Con una larga historia de bodas reales, es también el templo en el que se celebró el funeral de Lady Di, madre del novio, en 1997.

La hora

La boda del príncipe William y Kate Middleton comenzará a las 11 de la mañana en la abadía de Westminster (en Colombia, a las 5 de la mañana) y durará una hora y cuarto, tras lo cual los recién casados recorrerán en una carroza el centro de Londres hasta el palacio de Buckingham, donde saldrán al balcón para saludar.

El protocolo marcará al milímetro el desarrollo de la boda real, con la llegada al templo a las 8 de la mañana de los primeros 1.900 invitados, a los que St James's Palace, residencia del príncipe Carlos y sus hijos, ha denominado "la congregación principal".

Los siguientes en llegar serán los jefes de Estado y de gobierno extranjeros y los miembros de las familias reales, quienes deberán empezar a ponerse en sus sitios a las 10 de la mañana.

Tal y como dicta el protocolo, el novio y el resto de miembros de la familia real británica, con la reina Isabel al frente, serán los últimos en llegar, minutos antes de la entrada de la novia, que caminará hasta el altar del brazo de su padre.

El vestido de la novia

Es el secreto mejor guardado de esta primera "boda del siglo". Según el diario "The Daily Telegraph", Kate ha encargado tres vestidos distintos para garantizar la sorpresa el 29 de abril, en el caso de que haya filtraciones previas. Los rumores apuntan a la directora creativa de la firma del fallecido Alexander McQueen, Sarah Burton, así como a Daniella Issa, Jasper Conran y Alice Temperley.

La novia se trasladará a Westminster en una limosina Rolls-Royce, la misma en la que viajaban el príncipe Carlos y su esposa Camilla cuando fueron atacados durante las protestas estudiantiles de diciembre pasado y que ha sido reparada en los últimos meses. La limosina tiene parte del techo y de la parte trasera de cristal, lo que permitirá vislumbrar por primera vez el traje.

El anillo

El príncipe William no llevará anillo de casado. Sí lo llevará su futura esposa. Será un anillo hecho con oro que la reina Isabel ha regalado a su nieto. De acuerdo con la tradición, el oro para los anillos de las bodas reales proviene de la mina Clogau St David, en la localidad de Bontddu, en el norte del País de Gales.

La ceremonia

Michael Middleton acompañará a su hija al altar, donde le esperará el príncipe William, junto al deán de la abadía de Westminster, John Hall; el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, y el obispo de Londres, Richard Carew, encargados de la ceremonia.

El deán dirigirá el oficio religioso, el obispo leerá la homilía y el arzobispo de Canterbury les convertirá en marido y mujer.

El obispo de Londres, que en las últimas semanas confirmó a la novia en la fe anglicana, es amigo personal del príncipe Carlos y conoce desde hace muchos años al príncipe William. También fue el encargado de oficiar el funeral de Diana de Gales en 1997.

El padrino, la dama de honor y los pajes

La dama de honor será Philippa -más conocida como Pippa- Middleton, hermana de la novia, y el padrino será el príncipe Harry, hermano de William, quien, como manda la tradición anglosajona, será el encargado de pronunciar el discurso durante la fiesta privada. Harry manifestó recientemente que intentará ser comedido, pero admitió que introducirá algunas bromas que "harán que a mi hermano se le caiga el pelo".

Habrá seis pajes, de entre 3 y 10 años de edad, escogidos entre hijos y nietos de la familia y de amigos.

Elegidos por la pareja estarán, por ejemplo, Lady Louise Windsor, de 7 años y prima hermana del príncipe; Eliza López, de 3 años y nieta de la duquesa de Cornualles; dos ahijados del novio, Grace Van Cutsem, de 3 años, y Tom Pettifer, de 8 años, y Billy Lowther, de 10 años e hijo del secretario privado de William y Harry.

El papel que tienen asignado es el de estar con la novia en la mañana de la boda, acompañarla hasta el altar y seguir a los recién casados en su salida del templo, tras lo cual se subirán en los carruajes de la procesión real hasta el palacio de Buckingham.

Los invitados

Un total de 1.900 personas han sido invitadas a la boda. Familia, amigos, jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo, miembros de las monarquías europeas y personalidades célebres como Elton John, David y Victoria Beckham y Guy Ritchie.

Entre los "ausentes" destacados están el presidente estadounidense, Barack Obama, y su esposa Michelle, y Sarah Ferguson, duquesa de York, exesposa del príncipe Andrés, tío paterno del novio.

El príncipe heredero de Bahrein, Salman bin Hamad, renunció a asistir por la controversia en torno a la represión en su país de las manifestaciones de la oposición, y el príncipe heredero de Japón, Akihito, a causa del terremoto y el tsunami que asolaron en marzo el noreste del país.

La música

Los novios han seleccionado himnos y corales "muy conocidos" para amenizar su enlace matrimonial, según informó la casa real, que no ofreció más detalles sobre esas piezas.

Tras el "sí, quiero", el coro de la abadía de Westminster y el coro de la Capilla Real interpretarán junto a la Orquesta de Cámara de Londres una fanfarria de unos 30 segundos de duración que lleva por nombre "Valiant and Brave", himno del 22 Escuadrón de la RAF en el que sirve William como piloto de búsqueda y rescate.

Claire Jone, la arpista oficial del príncipe de Gales, tocará durante la recepción que la reina Isabel ofrecerá tras la boda en el Palacio de Buckingham. El compositor oficial de la reina, sir Peter Maxwell Davies, ha sido comisionado para escribir una pieza que, según avanzó el autor, tendrá "un aire escocés".

Recién casados

Kate Middleton ya será la princesa Catalina, aunque aún está por conocer el título oficial que tendrá la pareja. A su salida de la abadía de Westminster, los recién casados recorrerán las calles céntricas de Londres, previsiblemente en la 1902 State Landau, una carroza tirada por caballos.

La State Landau es la misma que utilizaron el príncipe Carlos y Diana en el recorrido que hicieron entre la catedral de St Paul y el palacio el día de su enlace matrimonial, el 29 de julio de 1981.

Pero todo dependerá del clima, porque si llueve, la pareja regresará en el Coche de Cristal (Glass Coach) construido en 1881, que tiene un techo permanente y que ganó celebridad porque fue el que llevó a Lady Di a la catedral londinense el día de su boda.

Luego está prevista la salida de la pareja y de sus familias al balcón del palacio de Buckingham, donde se espera otro gran momento del día, el del beso del nuevo matrimonio.

Celebración

Tras el saludo desde el balcón del palacio de Buckingham, se celebrará el bufé por invitación de la reina, al que solo asistirán 650 de los 1.900 invitados, y por la noche la celebración tendrá un carácter aún más privado, con una cena y una fiesta ofrecidas por el príncipe Carlos, con 300 personas.

La torta

La torta nupcial ha sido encargada a la repostera Fiona Cairns, que ha diseñado un pastel de fruta de varios pisos, decorado con nata y azúcar glas con motivos florales británicos.

A eso se sumará una solicitud especial del príncipe William, quien ha pedido una tarta de galletas y chocolates para la recepción del mediodía en el palacio de Buckingham, cuya receta se utiliza desde hace generaciones en la familia real británica.

Los regalos

La pareja no quiere regalos de particulares y en marzo creó un fondo solidario destinado a recoger las donaciones de todas aquellas personas que quieran conmemorar el enlace.

El fondo servirá para financiar la tarea de ONG que trabajan en cinco causas elegidas por la pareja: la prevención del acoso escolar, los cuidados paliativos para niños, la atención a las Fuerzas Armadas y sus familias, la protección del medioambiente y la promoción del deporte y las artes.

Las donaciones se pueden realizar a través de la página web www.royalweddingcharityfund.org, que incluye la lista de 26 organizaciones no gubernamentales elegidas por los novios.

La luna de miel

No se conoce. Los medios locales han sugerido numerosos destinos como Jordania, Australia, Kenia -país en el que William pidió la mano de Kate-, las islas Mauricio o incluso una propiedad real en el condado de Hampshire (sur de Inglaterra), donde tanto el príncipe Carlos -con Lady Di- en 1981, como la reina Isabel -con el duque de Edimburgo- en 1947, pasaron parte de sus lunas de miel.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.