Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/07/01 00:00

DIPLOMACIA POR LO ALTO

DIPLOMACIA POR LO ALTO

Si bien durante su reciente visita al Africa el canciller Rodrigo Pardo no vio elefantes sí pudo conocer de cerca otra clase de animales. A pesar de su apretada agenda, el último día en Nairobi Pardo logró sacar un momento para ir a conocer un famoso criadero de jirafas en las afueras de la ciudad. Cuando llegó al lugar nadie le puso mayor atención, hasta que al embajador de Colombia ante las Naciones Unidas, Julio Londoño, se le ocurrió mostrar una foto del periódico donde aparecía el ministro junto con el presidente de Kenia. Inmediatamente los guías del criadero reaccionaron y se desvivieron por atender al visitante, quien disfrutó muchísimo acariciando a las jirafas y dándoles de comer. Sin embargo lo que Pardo nunca se imaginó fue que después de tan cercano encuentro, a la hora de la comida el plato fuerte fuera precisamente carne de jirafa. No sobra decir que el Canciller fue incapaz de devorar a la congénere de su amiga de por la mañana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.