Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2015 10:00:00 PM

Strauss-Kahn quedó exonerado

Después del juicio, la Fiscalía concluyó que el exdirector del FMI Dominique Strauss-Kahn era un poco pervertido, pero no proxeneta.

Dominique Strauss-Kahn finalmente se evitó los diez años de cárcel que le hubiera tocado pagar si las acusaciones de proxenetismo que lo llevaron a juicio hubieran sido confirmadas. Pero no lo fueron, y el controvertido exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) y candidato a la Presidencia de Francia va a quedar libre. Los cargos de por sí eran absurdos. Strauss-Kahn podía ser pervertido pero no proxeneta. Es increíble que en un país sofisticado como Francia su caso hubiera podido llegar a juicio.

Lo acusaban de tener orgías con prostitutas en Bélgica, Washington y Lille. Esas orgías en efecto tuvieron lugar, y su defensa no era muy convincente. Palabras más, palabras menos, aseguró que cuando llegaba a una fiesta y las mujeres estaban desnudas, no había manera de saber si eran invitadas o prostitutas. Las que testificaron en su contra negaron esa posibilidad. Cuando la orgía era en la misma ciudad donde ellas vivían, les pagaban 500 euros. Y cuando cruzaban el Atlántico la cifra ascendía a 2.000. Una de las contratadas para esos eventos dijo a la corte: “Nunca he visto nada más repugnante. Él estaba desnudo, rodeado de seis mujeres desnudas alrededor y la escena parecía una carnicería. No era posible que sin conocerlo esas mujeres estuviéramos ahí por voluntad propia”. Otra prostituta, Jade, aseguró: “Me obligo a hacer actos contra mi voluntad que me dejaron llorando. Si no fuera porque me pagaron, jamás lo hubiera hecho”.

La respuesta de Strauss-Kahn a todas estas acusaciones fue convincente: “Me estoy cansando de este proceso. A mí, efectivamente, me gustan las orgias. Y también me gusta el sexo fuerte y duro. Pero no veo qué tiene que ver eso con esta corte”. Ante esa afirmación, los jueces le contestaron que nada tenía que ver con sus preferencias, sino con que había un circuito montado para participar en esas orgías que podía ser patrocinado por él. Y que al tratarse de una vida dedicada a esas actividades, si el circuito dependía de él, podía ser proxenetismo.

En ese momento dio otra respuesta que hizo reír a los presentes: “Ustedes se la pasan creyendo que yo le dedicaba mi vida a esas orgías. En realidad eran cuatro al año, una cada tres meses. Yo era un invitado por mis amigos, y no un promotor. La mayoría de mi tiempo se lo dediqué no al sexo, sino a salvar al mundo. Porque después del colapso de Lehman Brothers existía la posibilidad de que se presentara una recesión mundial como la de 1929. Y yo la evité”. Pero no fue todo. Explicó también sus motivaciones al afirmar: “Reconozco que me fascinan las veladas libertinas. Sin embargo, no es por el sexo, como se está diciendo, sino por el ambiente de camaradería que hay antes y después de las relaciones sexuales”.


Varias prostitutas subieron al estrado a testificar, entre ellas una conocida como Jade. Ella afirmó que recibía 500 euros por orgía en Europa y 2.000 euros si se desplazaba hasta Estados Unidos. También testificó que las imágenes que presenció en los encuentros eran chocantes y que si no fuera porque le pagaron, jamás lo hubiera hecho.

Entonces resultaba evidente que Strauss-Kahn mentía cuando afirmaba que las compañeras de sus orgías no eran prostitutas. Pero en Francia no es delito ser cliente de prostitutas sino su jefe. Y aunque nadie estaba de acuerdo con el estilo de vida del exdirector del FMI, cuando afirmaba que sus preferencias eran solo asunto suyo tenía razón.

El último capítulo tuvo lugar cuando el acusado, ante los magistrados, declaró: “Ustedes no tiene por qué estar de acuerdo con mi estilo de vida, pero les digo una cosa, yo aspiraba a ser presidente de Francia y este escándalo me costó la Presidencia. Creo que ya pagué un costo alto por lo que pasó”.

Como en la historia de Francia todos los reyes y presidentes han tenido amantes, llamó la atención que hubiera caído el muro que protegía la vida privada de los gobernantes. Si a esto se suma que al presidente François Hollande lo pillaron escapándose del palacio en una moto a visitar a su amante Julie Gayet, significa que las reglas del juego en Francia han cambiado. Giscard d’Estaing, Chirac y Mitterrand tenían amantes que jamás fueron registradas por los medios de comunicación. Esos tiempos quedaron atrás. Como en Estados Unidos hoy, nada de los hombres públicos es privado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.