Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/1994 12:00:00 AM

DONJUAN DE MENTIRA

Una nueva biografía sobre el mítico actor James Dean, revela que era homosexual.

JAMES DEAN PASO a la historia como el más famoso de los rebeldes del cine. Pero más que sus logros en vida, fue su muerte prematura la que lo convirtió en leyenda. Cuando tenía 24 años y apenas tres películas, el 30 de septiembre de 1955, falleció en un accidente automovilístico. Dean se convirtió en un mito, sólo comparable con Marilyn Monroe y Elvis Presley. Y lo ha sido para tres generaciones que se niegan a dejarlo en el olvido. Ahora, en una biografía titulada "Bulevar de sueños rotos", el escritor Alexander Paul revela su escandalosa vida sexual.

En 1955, cuando James Dean ya era una de las figuras más prometedoras de Hollywood, una conocida columnista de chismes escribió sobre la grabación de la película Rebelde sin causa: "Jack está siempre alrededor de Dean. Le consigue café y no permite que nadie se le acerque". La periodista se refería a Jack Simmons, un conocido homosexual de Los Angeles. Con él, Dean vivió sus últimos meses de vida en el barrio West Hollywood, un famoso sector gay. Según el autor, Simmons no fue el único sino el último de los hombres que desfilaron por la vida de Dean. A pesar de que la Warner Bros se encargó de mostrarlo siempre como un joven viril y casanova, siempre vivió como homosexual.

De acuerdo con la investigación de Alexander Paul, la primera relación homosexual de Dean ocurrió cuando estudiaba bachillerato en Fairmont -su pueblo natal- en el estado de Indiana. James Deweerd, el pastor de una iglesia de la pequeña localidad, de 30 años y con fama de reservado y solitario, acostumbraba llevar jovencitos a un lago a 20 millas del pueblo para verlos nadar desnudos y después los invitaba a su casa. Según declaraciones que hizo el mismo Deweerd años después de la muerte del actor, "la relación duró varios años, pero jamás dijimos nada". En opinión de los amigos de Dean, la muerte de su madre, Mildred, cuando tenía nueve años, destruyó la relación con su padre, Winton Dean. Al punto que se fue a vivir a la casa de sus tíos y afirman que esto fue lo que llevó a Dean a buscar relaciones con hombres mayores.

Después del pastor Dean tuvo una relación con un millonario director de radio, Roger Brackett, a quien conoció en un parqueadero y con el que vivió en Los Angeles y Nueva York. Gracias a Brackett, Dean consiguió sus primeros papeles en la radio y la televisión. Luego -señala el biógrafo- Dean cayó en lo que Paul llama "el mito del sofá" y transcribe la siguiente frase que Dean le dijo una vez a Jonathan Gilmore: "Cuando llegué a Hollywood tuve sexo con cinco grandes de la industria. En aquella época sólo quería conseguir algo de trabajo y estos hombres me invitaban a cenas elegantes, y después me hacían propuestas". Según el autor, Dean se refería a homosexuales con altas posiciones en la industria del entretenimiento, quienes exigían a los jóvenes aspirantes a actores tener sexo con ellos antes de darles una audición.

En 1951 James Dean tocó muchas puertas buscando oportunidades y tuvo que pasar épocas muy difíciles pues no contaba con el apoyo económico de su padre. Después de muchos intentos infructuosos por abrirse camino en Los Angeles, decidió ir a Nueva York con el propósito de ingresar al Actor's Studio, la mejor escuela de actuación en Estados Unidos. Y lo logró. Pero en opinión de su biógrafo, aunque su vida profesional maduraba y se consolidaba rápidamente -fue en Nueva York donde Dean consiguió su primer papel protagónico en la obra de teatro See the Jaguar-, su vida emocional y sexual estaba completamente descarriada. Alexander afirma que en Nueva York Dean se dedicó a conquistar jóvenes. Fuentes citadas en el libro, sostienen que llevó una vida sexual promiscua y agitada. Tanto que Kenneth Anger en su libro "Hollywood Babylon," afirma: "A Jimmy le gustaba el sexo con golpes, botas y cinturones. Y que lo quemaran con cigarrillos, por eso se ganó el apodo del Cenicero Humano". Fue durante esta etapa cuando Dean conoció a Jonathan Gilmore, un hombre que lo obsesionó y no descansó hasta conquistarlo. Pero esta relación fue un completo fracaso pues -dice el autor- Gilmore "no estaba en paz con su homosexualidad".

Sobre los rumores sobre la relación que existió entre Marlon Brando y James Dean, Paul en el libro sólo menciona apartes de una entrevista que Brando sostuvo con el escritor Truman Capote, en 1957. Cuando el entrevistador le preguntó al actor sobre Dean éste respondió: "Dean nunca fue amigo mío. Casi no lo conocì. Pero él tenìa una obsesiòn conmigo. Me llamaba con frecuencia, y me dejaba muchos mensajes. Pero yo nunca le devolví una llamada. Dean era un muchacho perdido tratando de en contrarse a sí mismo".

Cuando James Dean murió no fueron pocas las actrices de Hollywood que lo lloraron -como Pier Angeli, Lori Nelson, Betsy Palmer, Ursula Andress y Natalie Wood- y las que aseguraron haber estado emocionalmente involucradas con el entonces galán de Hollywood. Esto preservó la imagen de 'Donjuan' que se llevó a la tumba. Pero según Alexander Paul, James Dean fue un homosexual empedernido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.