Domingo, 22 de enero de 2017

| 2008/10/04 00:00

El adiós de los amigos

El adiós de los amigos

"Aquí yace Paul Newman, quien murió como un fracasado porque sus ojos se volvieron color café", bromeó el actor en una oportunidad cuando le preguntaron cuál sería su epitafio. Y es que sin duda el azul de su mirada se convirtió en uno de los símbolos de la era dorada de Hollywood e iluminaron la gran pantalla por más de medio siglo. Por eso su muerte, ocurrida el 26 de septiembre, sigue produciendo interminables demostraciones de cariño de quienes lo conocieron y lo recuerdan como uno de los mejores. "¿La historia de la filmografía sin Paul Newman? Eso es impensable. Su presencia, su belleza, su elocuencia, la complejidad emocional que transmitía... ¿donde estaríamos sin él?", fueron las palabras del cineasta Martin Scorsese. Una de las más sentidas despedidas fue la de su amigo Robert Redford, quien compartió set con Newman en películas como Butch Cassidy and the Sundance Kid: "Hay momentos en que el sentimiento va más allá de las palabras. Perdí a un verdadero amigo. Mi vida y este país son mejores porque él estuvo". También resaltó la labor filantrópica que Newman realizó desde el centro Scott Newman, creado en memoria de su hijo que murió de sobredosis, y dedicado a prevenir el abuso de drogas y el alcohol. Además su línea de productos alimenticios Newman's Own, cuyas ganancias son destinadas a la caridad, y los campos de verano para niños con enfermedades terminales. "Amé a ese hombre con todo mi corazón. Fue bondadoso e íntegro", expresó Elizabeth Taylor. El sentimiento de los actores que siempre lo consideraron una inspiración y un modelo lo sintetizó George Clooney: "Puso la barra muy alta para el resto de nosotros".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.