Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/05/31 00:00

El arte de lo erótico

El arte de lo erótico

Una antigua casa de curas, el Claustro de Santo Domingo de Cartagena, alberga desde el 6 de mayo una exposición que explora el erotismo. Se trata de Máquinas deseantes, una muestra que integra el trabajo de Feliza Burzstyn, arriesgada escultora de los años 60 y 70, y Adriana Marmorek, artista contemporánea que explora medios como la fotografía, el video y la instalación. "Lo interesante y excitante es que hay dos artistas mujeres que a pesar de estar muy lejos la una de la otra trabajan a través de procesos cercanos -dice Paula Silva, curadora de la exhibición- Las dos usan el movimiento para hablar de los movimientos propios del sexo, y las dos se acercan al tema con una actitud fresca y a veces irreverente, divertida". La exposición no ha estado libre de polémica: Pablo Leyva, pareja de Burzstyn hasta su muerte en 1982, no autorizó que se usara el nombre de la artista o las imágenes de la muestra en ningún medio, por lo que Las camas, tal vez su creación más famosa, no aparece en el catálogo. Sin embargo, sus esculturas podrán ser vistas en la sala de exposiciones, gracias al préstamo de los museos de Arte Moderno de Bogotá y La Tertulia, dueños de estas. Máquinas deseantes estará abierta hasta el 29 de junio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.