Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1990/11/26 00:00

EL ATLETA DEL SIGLO

Cumple 50 años Pelé, y el mundo del fútbol saluda a su rey.

EL ATLETA DEL SIGLO


Pequeño y flacucho, hace 50 años, el 23 de octubre de 1940, nacìa en Tres Corazones, en el sur de Minas Gerais, en Brasil, un muchachito que, como muchos, mataba el tiempo y las ganas de ir a clase con una pelota de trapo.

Edson Arantes do Nascimento, llamado "Dico" por la familia, era el mejor de toda la muchachada de la Rua Sete de Setembro, en Baurti. Y era el mejor, asì fuera con una bola hecha con medias viejas o con desechos de caucho.

La de cuero la conocería sòlo más tarde. Sin embargo, eso ya tenía desesperada a su madre, Celeste Arantes do Nascimento, quien no quería más jugadores de fútbol en su familia. Y en cambio, llenaba de orgullo a su padre, Joao Ramon do Nascimento, Dondinho, a quien una contusiòn en el tobillo derecho lo alejò definitivamente de esa profesiòn, ingrata para él.

El tiempo pasò y Dico se convirtiò en Gasolina y de Gasolina se convirtiò en Pelé y Pelé se convirtiò en mito. Le dio la vuelta al mundo convertido en marca de juguetes, de café, de pelota, de tira còmica y hasta de aspirina. Hoy es la marca más conocida del planeta, más que la Coca-Cola que está en segundo lugar, según unos sondeos hechos por publicistas franceses y estadounidenses. Pelé aparece en la Enciclopedia Británica, existen calles y museos que llevan su nombre y hasta hay una estatua en la India, a él dedicada.

Estadios repletos se han rendido a la genialidad del inventor del gol de "paradinha", al hombre de los dos mil y tantos goles, al atleta del siglo, al brasileño más conocido en el exterior en todos los tiempos.

En 1958, antes de que cumpliera 18 años, comenzò a escribir su historia fuera de las fronteras de Brasil al conquistar su primer título internacional, el de campeón del mundo, con la selecciòn brasileña.

Cuatro años después, lo repitiò en Chile. Cuando se fue para Estados Unidos, luego de haber obtenido el tri campeonato mundial con la selecciòn brasileña en 1970, en México, había logrado otro récord: marcar ya más de mil goles en su fantástica carrera deportiva.

Ha sido el único jugador de fútbol que después de ser expulsado de la cancha por el árbitro, tuvo que regresar al campo por el clamor del público. Un caso insòlito. Y sucediò justamente en el estadio El Campín, en Bogotá. Su club, Santos, le estaba ganando a Millonarios por 2 a 1, cuando Pelé marcò un gol que el árbitro anulò. Pelé protestò tanto que acabò siendo expulsado por reclamar. Con el estadio lleno, el público inconforme con la salida de la mayor atracción, comenzò a lanzar objetos a la cancha. Cuando los hinchas empezaron a tirar cojines incendiados, los policías, prudentemente, retiraron al árbitro y lo sustituyeron por un juez de línea. Pelé regresò al campo de juego y marcò tres goles más.

Fuera de la cancha lo único que no ha hecho es hacer llover. como dicen en Brasil. En los años 60 obligò a dos ejércitos africanos a suspender una guerra civil para que pudieran verlo jugar. Por decisiòn del Congreso de Martinica fue aclamado "emperador" de Martinica, allá en el Caribe. Y también por decisión de la Organizaciòn de las Naciones Unidas fue declarado "Ciudadano del mundo ", sobre todo porque son poquísimos los lugares donde no ha estado.

Además del brillante futbolista, hay dos Pelés. El empresario de éxito, el profesional de relaciones públicas de alto nivel y el polìtico, que sueña con ser el primer presidente negro de la república brasileña, adepto a la social-democracia al estilo Suecia, Suiza o Dinamarca. Un sueño muchas veces desmentido pero que flota siempre en el aire.

En los últimos treinta años el nombre de Pelé no ha sido olvidado ni por un día. Adulado por jefes de Estado, ha visitado más de cien paìses en los cinco continentes. Fue recibido por diez reyes, cien presidentes, cincuenta primeros ministros, dos Papas, al punto que se convirtiò en un héroe vivien te.

Es un misterio lo que hizo Pelé el pasado 23 de octubre cuando cumpliò efectivamente medio siglo de vida.
Menos misteriosa será su fiesta de cumpleaños organizada en Milán, Italia, el pròximo 31 de octubre, cuando los satélites de Eurovisiòn mandarán las imágenes para noventa países, del partido de conmemoraciòn entre la selecciòn brasileña, donde volverá a vestir la mítica camiseta número diez, y una selecciòn del Punto del Mundo, formada por muchos grandes protagonistas del último mundial.
Allì estarán Van Basten, Gullit, René Higuita, Milla, Martìn Vásquez, Canniglia, Alemao y probablemente Maradona.

Un partido para celebrar medio siglo del atleta del siglo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.