Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1989/09/11 00:00

EL CIELO ES EL LIMITE

A sus 21 años, Javier Sotomayor ha impuesto dos marcas mundiales y todavía le queda mucho por mejorar.

EL CIELO ES EL LIMITE

Por sus ademanes pausados, su hablar lento y su cara de adolescente, Javier Sotomayor parece cualquier cosa menos un saltador de altura. Sólo sus 1.95 metros de estatura y su configuración atlética hacen pensar que se trata de un deportista de alto rendimiento. Este hombre que la semana antepasada rompió su propio récord mundial en Puerto Rico cuando saltó 2.44 metros, estuvo en Bogotá la semana pasada como miembro de la delegación cubana que participó en la Copa de las Américas de atletismo.
Javier Sotomayor nació hace 21 años en la ciudad de Matanzas, Cuba. Desde temprana edad se distinguió por su habilidad en diferentes pruebas atléticas, lo que hizo que se le incluyera en los programas que hay en su país para deportistas especiales. Año tras año, Soto -como le dicen sus amigos- superaba sin dificultad sus propias marcas en las diferentes pruebas. Pero sus mayores progresos se dieron en el salto alto, por lo que decidió cultivar de lleno sus facultades para este tipo de esfuerzos. Y la decisión no fue errada. A los 10 años Javier saltaba el listón a una altura de 1.43 metros; a los 12 llegó a 1.65, y a los 14 alcanzó la barrera de los 2 metros.
Según estos datos,siendo apenas un adolescente, Javier Sotomayor ya saltaba como los consagrados. En ese momento, cuando cumplió los 14, Sotomayor fue puesto en manos de José Godoy, un veterano entrenador de 61 años que cursó estudios de atletismo en la Unión Soviética. Tal vez esta ha sido la mejor determinación en la vida del atleta, pues una mala dirección técnica lo habría dejado como uno más del montón. Godoy se dio cuenta de la materia prima que tenía y desde 1982 trazó un plan de trabajo que debía culminar con una marca mundial. Para ello, fue necesario que Javier modificara algunas características en su manera de saltar, sin abandonar el estilo "Fosbury" -en el que el saltador pasa la barra de espalda-. En realidad, los cambios son tan sutiles que para los profanos en la materia parecen cosa de tontos. Sotomayor toma unos cuantos pasos más de impulso que sus colegas, busca llegar con algo más de velocidad al obstáculo, describe una curva más pronunciada en su carrera de impulso y se acerca más que cualquier otro a la barra.
Pero más allá de los estudios técnicos y de los duros entrenamientos que incluyen saltos con pesas de 35 kilos sobre sus hombros, este joven renunció a la vida familiar desde hace muchos años. Siendo aun niño fue enviado a La Habana para que se entrenara, por lo que sólo veía a su familia durante temporadas cortas. Hoy en día, cuando la fama no se le despega ni de día ni de noche, Sotomayor pasa casi la mitad del año fuera de Cuba, compitiendo en cuanto torneo internacional se le atraviese. Los meses de descanso, en los que también sigue entrenando, los pasa en la ciudad de Limonar, a 100 kilómetros de La Habana, donde el gobierno de su país le regaló una casa. Allí, en Limonar, Sotomayor es un ídolo, y cuando llega a pasar una temporada la ciudad se viste de fiesta. Es más, cuando el año pasado impuso el record mundial de 2.43 metros, por primera vez en muchos años se paralizaron todas las actividades de Limonar para celebrar durante todo un día. Algo similar ocurrio cuando, hace dos semanas, este espigado moreno pasó los 2.43 durante un encuentro atlético en Puerto Rico. Miembro de las Juventudes Comunistas, admirador profundo de Fidel y de Pablo Milanés, amante de la salsa y el son, este hombre ya consiguió un puesto de honor en la galería de los grandes atletas de todos los tiempos, junto a su compatriota Alberto Juantorena.
No queda duda de que lo de Sotomayor es una gran hazaña. Sin embargo, cada vez que se presenta un fenómeno como este, lo que todo el mundo se pregunta es hasta dónde se podrá llegar. ¿ Será que la capacidad humana no tiene límite? En lo que tiene que ver de manera específica con el salto alto, en los últimos 30 años la marca ha ido progresando de manera continua, con la única excepción del atleta soviético Valeri Brummel, que saltó 2.28 metros en 1963. Brummel venía dominando la especialidad desde 1961, cuando impuso un récord de 2.23. En cinco ocasiones batió su propia marca hasta llegar a los 2.28, que en su momento se consideró como el tope máximo al que se podía llegar. Lo cierto es que la marca de Brummel permaneció intacta durante ocho años, hasta que en 1971 el norteamericano Mantsdorf la superó por un centímetro. De ahí en adelante, la progresión ha sido casi que continua y ninguna nueva marca ha durado por más de tres años. En 1960, el norteamericano Thomas saltó 2.17 metros, lo que quiere decir que en algo menos de 30 años el hombre ha progresado en 27 centímetros.
Todos los días sale una nueva explicación para estos fenómenos, pero hasta el momento ninguna parece de todo satisfactoria. Algunos afirman que mientras el hombre siga evolucionando como especie seguirá llegando más lejos, más alto y será más fuerte. Esta teoría es revaluada por otros que dicen que la evolución es un asunto que toma miles de miles de años, lo que no permite explicar la progresión de una marca en apenas 30 años.
Tal vez la teoria más acertada es la que se refiere a la relativa juventud del olimpismo. Según esta, en el siglo escaso que llevan los juegos olímpicos modernos, es difícil que se hayan alcanzado las marcas tope. La prueba está en que, con la ayuda del computador, que sirve para refinar las técnicas y optimizar los entrenamientos, se han logrado avances sustanciales en las diferentes disciplinas deportivas. Eso sí, no se niega que en uno u otro momento se llegue a una barrera infranqueable, que sólo podría ser superada por deportistas "fenómeno", hombres cuyo desarrollo muscular y físico esté fuera de lo normal.
Hasta ahora, la única marca que parece insuperable es la lograda por el norteamericano Bob Beamon para el salto largo, en los Olímpicos de México, en 1968. Veintiun años después, sus 8.90 metros son un hito inalcanzable y se considera que antes del siglo XXI, con el advenimiento de nuevas técnicas, no se logrará romper.
En el salto alto, un reciente artículo de la revista especializada Sport Ilustrated afirma que los 2.44 de Sotomayor no se romperán fácilmente. De acuerdo con la publicación, por el momento sólo el cubano está en capacidad de llegar a los 2.45, que no pudo alcanzar el pasado fin de semana en Bogotá. Esta certeza es confirmada por el atleta y su entrenador. Godoy, quien tiene fe ciega en el atleta y en sus capacidades, afirmó que Javier "todavía está lejos de llegar a su tope máximo", lo que hace posible que este espigado moreno, un joven que tiene por delante varios años de pleno rendimiento, se acerque en poco tiempo a los 2.50, una cifra que por ahora parece mágica.

EL CLUB DE LOS MEJORES
2.44 metros. Julio 29 - 1989
Javier Sotomayor
Cuba

1960:Thomas (Estados Unidos)...............................2.17
1960:Thomas (Estados Unidos)...............................2.18
1960:Thomas (Estados Unidos)...............................2.22
1961:Brummel (Unión Soviética).............................2.23
1961:Brummel (Unión Soviética).............................2.24
1961:Brummel (Unión Soviética).............................2.25
1962:Brummel (Unión Soviética).............................2.26
1962:Brummel (Unión Soviética).............................2.27
1963:Brummel (Unión Soviética).............................2.28
1971:Mantsdorf (Estados Unidos)............................2.29
1973:Stones (Estados Unidos)...............................2.30
1976:Stones (Estados Unidos)...............................2.31
1976:Stones (Estados Unidos)...............................2.32
1977:Yatchenko (Unión Soviética)...........................2.33
1978:Yatchenko (Unión Soviética)...........................2.34
1980:Wszola (Polonia)......................................2.35
1980:Wessig (Alemania Oriental)............................2.36
1983:Zhu Jianhua (China)...................................2.37
1983:Zhu Jianhua (China)...................................2.38
1984:Zhu Jianhua (China)...................................2.39
1985:Povarnitsine (URSS)...................................2.40
1985:Pakline (URSS)........................................2.41
1987:Sjoeberg (Suecia).....................................2.42
1988:Sotomayor (Cuba)..................................... 2.43
1989:Sotomayor(Cuba).......................................2.44

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.