Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/08/17 00:00

EL COLON DE LOS INDIOS

Con el apoyo de Claudia Gómez encargada del casting, Bercelio Moya de la comunidad Wuaunana, conquistó a Europa durante el rodaje de la película "Cristobal Colón" de Ridley Scott.

EL COLON DE LOS INDIOS

EL COLON DE LOS INDIOS
CUANDO CRIStóbal Colón atracó por primera vez en playas americanas, se Impuso la necesidad de un guía que lo llevara a salvo por las tierras recién descubiertas. Utapán, un indio adolescente a quien pico la curiosidad por los nuevos personajes, sus naves y sus armas quien no tenía como saber en ese momento lo que se venía para su gente se ofreció para hacerlo. Una relación bastante estrecha se estableció entre el conquistador y el indio hasta el punto de que Colón, después de su primer viaje, llevó a Utapán a ver a la Reina Católica. Fue entonces cuando Bercelio Moya un indio de la comunidad Wuaunana del Bajo San Juan en el Chocó tomó un avión de Avianca, cruzó el Atlántico y pisó tierra española.
Con el iba Claudia Gómez, encargada del casting y de la dirección en español de los indios que participaron en la película que sobre la vida de Cristóbal Colón, acaba de terminar el director británico Ridley Scott.
La de Bercelio y Claudia (un niño Wuaunana y una mujer blanca) es una larga historia de una amistad que creció bajo la luz del respeto y la comprensión de la cultura del otro, en medio de la necesidad de hacer un trabajo juntos, virtud que además le permitió a cada uno enriquecer su propio mundo.
Hoy, Bercelio enfrentado a las cámaras de los periodistas de la BBC de Londres y sin perder un ápice de la compostura de su estirpe, los saluda: "How are You today?". Y Claudia, acogida por una comunidad que le reconoció calidad humana, descansa de las agotadoras jornadas de rodaje en la selva de San Juan.
Cuando los periodistas ingleses preguntaron a Gerard Depardieu, el actor frances que caracteriza a Cristóbal Colón en el filme, sobre su trabajo con Bercelio Moya, respondió: "Trabajar con Bercelio es como trabajar con Robert de Niro". Y razón debía tener, pues la incursión de Bercelio en el cine se dio cuando tenía 11 años y con De Niro.
En 1985 cuando el también director británico Ronald Joffe buscaba quien le hiciera el casting de indios para su película "La Misión", el nombre que cayó en sus manos fue el de Claudia Gómez. Una bogotana que exhibe una variada hoja de vida: bióloga de nacimiento, ha tenido una rara inclinación por la naturaleza que la ha llevado a vivir en la Sierra Nevada, en el Mirití y a repetir la Expedición Botánica para la televisión. Con sangre que heredó el gusto por la estética de una imágen, y después de estudiar en Inglaterra y en Harvard, se metió de lleno al cine y a la televisión. Francesco Rossi, Ronald Joffe y ahora Ridley Scott son directores con los que ha tenido la fortuna de trabajar.
Cuando Joffe le encargó el trabajo para "La Misión", la aguda sensibilidad de Claudia entró en contacto con la comunidad Wuaunana que encontró más pros que contras en su participación en la película. Del grupo de indios que Claudia eligió, Joffe escogió a Bercelio para hacer de extra en varias escenas con De Niro. En ese momento, Bercelio tenía 11 años y era la primera vez que tenía contacto con el mundo fuera de su comunidad. El espíritu libre de Bercelio como le ocurriera a Utapán en la película se sintió dispuesto a la nueva experiencia y la empatía con De Niro fue fulminante. Aunque no hablaban el mismo idioma, no se separaron en todo el rodaje y Bercelio hizo un curso de actuación por cuenta de estar sentado encima de las piernas del actor.
Pasó el rodaje de "La Misión" en la que Claudia que tenía que interpretar para los indios las intenciones de director en cada escena estrechó lazos con Bercelio y con su padre Alejandrino gobernador de la comunidad y quien también participó en el rodaje. Alejandrino, jefe de su gente, mantuvo siempre su propia opinión sobre todas las cosas. En el momento de explicarle a su comunidad en que consistía su trabajo de actor les dijo: "Hay que morirse siempre de la misma forma", con lo cual daba su personal versión de la continuidad de escenas. Y en la película de Colón en la que también participa, el director Scott en un momento dado quiso una sonrisa del jefe indio a Colón y Alejandrino se plantó: "Nosotros no le sonreímos a un enemigo", y la escena se imprimió sin sonrisa.
Pasaron siete años en los que Claudia y Bercelio tuvieron contacto por cuenta de los estudios que el niño adelantaba. El año pasado, Ian Smith, el productor de "La Misión", contactó de nuevo a Claudia en busca de un nuevo casting para la película de Ridley Scott. Su misión, esta vez, era escoger seis indios, de los cuales uno tendría un papel importante en el guión: Utapán el traductor de Colón que tiene por lo menos en el rodaje cerca de 50 escenas con dialogos en inglés y en su dialecto. Claudia sabía que Bercelio era el personaje por elegir y esperó a que Scott lo conociera y coincidiera con ella. Efectivamente, Bercelio se convirtió en Utapán y por cuenta de el estuvo seis meses viajando entre Costa Rica, Nueva York, Sevilla, Madrid y Londres.
Bercelio, junto con los de Scott y Depardieu, tuvo durante el rodaje su propio trailer y una silla marcada Mr. Moya. Se enfrentó con los periodistas y las cámaras y con el desdén español cuando caminó por sus calles. En la película, cuando con el segundo viaje de Colón llegan las hordas de conquistadores y empiezan las mutilaciones y masacres a los indios, Utapán, atónito, ve llegar la Conquista en toda su dimensión y se devuelve al monte con su gente a luchar contra los españoles. En la vida real, Bercelio terminó la película, dejó el mundo de occidente y volvió a Papayo en donde habita su comunidad y en donde quiere convertirse en médico. Claudia los llevó hasta su casa y se regresó a su apartamento capitalino a preparar su trabajo en una nueva película. Junto a su cama tiene un bastón que le regaló Alejandrino, el jefe Wuaunana, para que se comunique con ellos cada vez que asi lo quiera su espíritu.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.