Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2003 12:00:00 AM

El cómico del siglo

Cien años le alcanzaron a Bob Hope para hacer de todo en la vida.

Fue mesero, vendedor de zapatos y carros, reportero, boxeador y, por encima de todo, el más reconocido comediante de Hollywood, que animó a las tropas de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, en Corea, Vietnam y el Golfo Pérsico. Participó en 69 largometrajes de los cuales los más memorables son los road movies que coprotagonizó con Bing Crosby. También se le recuerda por sus programas radiales y de televisión en NBC . El 27 de julio, dos meses después de cumplir un siglo de existencia, una pulmonía se llevó al hombre que parecía tener las siete vidas del gato. En una oportunidad él, con su humor habitual, se encargó de desmentir el rumor sobre su muerte. Cuando un congresista lo llamó a su casa para averiguar si la información era cierta el mismo Hope le respondió: "La noticia no me resulta del todo creíble". Tan longevo fue que el crítico Vincent Canby, encargado de escribir su obituario en el periódico The New York Times -tarea que realizó en 2000-, murió antes que el actor. Aunque Hope nació en Londres, toda su vida se desarrolló en Estados Unidos y siempre bromearía al decir: "Abandoné Inglaterra cuando descubrí que nunca podría ser rey". Pero tuvo más honores que si lo hubiera sido. Presentó la entrega de los premios Oscar en 18 oportunidades y ganó una vez la estatuilla. Según el Guinness Records es el comediante más homenajeado del mundo: fue nombrado caballero por la reina Isabel II y recientemente recibió el título de Ciudadano del Siglo de Hollywood.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.