Lunes, 15 de septiembre de 2014

| 1994/05/02 00:00

EL DIARIO DE LADY B.

Un nuevo escándalo sacude al gobierno inglés. Esta vez rodó la cabeza del jefe de Estado Mayor británico por culpa de las infidencias de una española.

EL DIARIO DE LADY B.

SE HACE LLAMAR Lady Buck, y hoy es la mujer más buscada de Inglaterra. Se trata de una española de 37 años, Bienvenida Pérez Blanco, con dos matrimonios a cuestas y muchas aventuras amorosas. Esta es la persona que acaba de armar un escándalo más en la extensa lista que en los últimos meses ha sacudido al gobierno de John Major. La cabeza que cayó ahora fue la del más alto militar británico, Peter Harding, de 60 años, jefe del Estado Mayor de Defensa. Lady B -como la ha bautizado la prensa- le vendió al tabloide News of de World la historia de su relación amorosa por 265 mil dólares. Los ingredientes: adulterio, espionaje, tráfico de armas y posibles conexiones con el gobierno de Sadam Hussein, han puesto a toda la prensa inglesa tras el paradero de esta mujer.
La relación secreta entre Peter Harding -ex edecán militar de la reina Isabel II de Inglaterra- y la española -actualmente casada con un comerciante de arte ruso, Nicholas Sokolov- comenzó en 1991 y duró hasta hace algunos meses. Ahora la mujer sostiene que se vio obligada a publicar la historia para salvar su matrimonio, pues desde hace un tiempo estaba siendo chantajeada por alguien que amenazaba con divulgar su escabroso pasado. El resultado es que no sólo tumbó a su amante del gobierno sino que la prensa divulgó su oscuro pasado.


LA TRAMPA
En la segunda semana de marzo, la española le tendió una trampa a su prestante amante. Lo citó al Hotel Dorcester, de Londres, donde un fotógrafo con una cámara oculta registró en detalle el apasionado encuentro. El domingo 13 de marzo, el tabloide inglés publicó no sólo las fotografías sino la transcripción de la conversación de la pareja y extractos de sus apasionadas cartas de amor. La carrera de Harding, un hombre casado y con cuatro hijos, se fue a pique. Al día siguiente, mientras varios canales de la televisión británica mostraban las imágenes del encuentro en el hotel, el militar presentaba su renuncia, luego de 41 años de servicio a la corona inglesa.
Por estos días, la comidilla de los londinenses fueron las apasionadas cartas de amor enviadas por Harding a Bienvenida: "Tu cuerpo es incomparable y tu rostro es absolutamente hermoso...Querida mía, has madurado pero sigues conservando el cuerpo de una jovencita. Tu boca es encantadora, tus ojos deslumbrantes, tu piel tan suave, tus pechos tan pequeñitos, tus pezones tan rosados... ¡Cómo ansío comerte a besos, acariciarte! Me gusta la ropa que llevas y la que no llevas. Mi vida está vacía cuando no estás".

LA MATA-HARI ESPAÑOLA
Pero la gravedad de las denuncias de Lady B. van mucho más allá del escándalo sexual y el adulterio. Para las autoridades inglesas lo que estaba en Juego no era un matrimonio sino la seguridad nacional. Hace tres años, cuando Bienvenida Pérez contrajo matrimonio con sir Anthony Buck, antiguo miembro del Parlamento inglés y oficial de la Marina británica, sostenía otra relación amorosa con un iraquí, que había sido identificado por el servicio secreto británico, como primo de Sadam Hussein. Esto la había puesto bajo sospecha ante el MI5.
Quien denunció la relación fue el propio chofer de Harding quien, preocupado por las frecuentes visitas de su patrón a la señora Buck, puso el affaire en conocimiento de las autoridades. Inmediatamente el MI5 inició una estrecha vigilancia sobre el militar e incluso sobre su correspondencia íntima. La investigación que se inició hace más de un año fue ordenada por el ministro de Defensa, Malcom Rifkind, basándose en la sospecha de que Harding hubiera divulgado detalles de la venta de armas a Irak antes de la guerra del Golfo o el envío de tropas a Bosnia.


UNA ESCALADORA SOCIAL
Esta valenciana, hija de un alcohólico afilador de cuchillos, viajó a Inglaterra a los 15 años en busca de su madre, María Blanco, quien luego de separarse de su marido se fue en busca de fortuna. Pero tres años después Bienvenida abandonó la casa materna y comenzó una misteriosa vida que la llevó a escalar hasta los más altos círculos de la sociedad inglesa. A su llegada a Londres entró a trabajar a una empresa consultora con un modesto sueldo de cuatro mil libras anuales. Pero cinco años después, esta mecanógrafa se daba el lujo de ser una de las clientas asiduas de la exclusiva boutique Ungaro. Quienes la conocieron entonces, señalan que Bienvenida trabajaba comprando ropa para las mujeres de la alta sociedad.
Su amigo de entonces era un italiano, Valerio Viccei, quien se daba la gran vida con el producto de sus asaltos a los bancos en Londres. En 1986 Viccei fue el responsable de un robo de 60 millones de libras a una empresa de depósitos de seguridad. En 1989 el delincuente fue capturado por las autoridades inglesas. En una autobiografía que publicó tiempo después en Italia asegura que su gran amiga en Inglaterra había sido Bienvenida Pérez.
En aquella época, Lady B alquiló un apartamento en una de las más elegantes zonas de Londres. Otro de sus más frecuentes acompañantes era el iraquí Jamal Izzet, representante en Londres de la familia real saudita. Por lo general, los turistas saudíes en Londres le solicitaban compañía femenina y Bienvenida era quien la propocionaba como anfitriona en sus cenas y cocteles. Fue en ese momento cuando la española empezó a levantar sospechas de las autoridades inglesas, pues entre sus amantes figuraba el iraquí identificado como primo de Sadam Hussein. La española, quien había logrado escalar a las altas esferas sociales londinenses, conoció en 1990 a sir Anthony Buck, quien tres meses después le propuso matrimonio. La boda se realizó el 22 de marzo de 1991, pero terminó dos años después, cuando el septuagenario se enteró de sus amoríos con Harding. Según el ex marido, de 74 años "durante nuestro matrimonio ella tuvo muchos amantes. Incluso llegó a quedar embarazada y abortó, pero yo no sé quién era el padre". Por ahora nada se sabe del paradero de Lady B. Lo único que se ha podido determinar es que esta Mata-Hari española está en algún lugar de Inglaterra revelando nuevos capítulos de su sonado romance. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×