Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/19/2008 12:00:00 AM

El director de la Tiendita

La tiendita del horror, el famoso musical de Brodway de los años 80 que ha estado en los teatros de las más importantes capitales del mundo, por primera vez ha sido montada en Colombia.

La tiendita del horror, el famoso musical de Brodway de los años 80 que ha estado en los teatros de las más importantes capitales del mundo, por primera vez ha sido montada en Colombia. Su impresionante puesta en escena, que incluye un gigantesco títere que representa a una planta que se alimenta de sangre humana, los juegos de luces, música ochentera en vivo y grandes dosis de humor están cautivando al público bogotano en el Teatro Arlequín. El director es Pedro Salazar, quien ha participado en producciones como Muerte accidental de un anarquista y Cabaret y desde 2004 está radicado en Nueva York, a donde viajó por una beca para estudiar dirección en la Universidad de Columbia. A finales del año pasado fue el asistente del director francés Patrice Chéreau en la ópera de estreno de la temporada en La Scala de Milán, con Tristán e Isolde, de Richard Wagner. A sus 34 años acaba de ganar el primer premio internacional del instituto Iberescena, que incentiva la realización de coproducciones latinoamericanas. Por eso mientras trabaja en el musical, está ensayando La vida es sueño, de Calderón de la Barca. "La idea es realizar una versión aterrizada en la actualidad de un clásico de más de tres siglos", comenta Salazar. Esta presentación se realizará en septiembre con un grupo de actores colombianos y argentinos y un equipo técnico mexicano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.