Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2011 12:00:00 AM

El diseñador de origen colombiano que podría reemplazar a Galliano

Haider Ackermann es uno de los candidatos más fuertes para sustituir a John Galliano en Dior. ¿Quién es?

;
BBC
En el incesante juego de apuestas sobre la sucesión del británico John Galliano al frente de la casa de moda Christian Dior suena cada vez más fuerte el nombre de un diseñador independiente de origen colombiano: Haider Ackerman.
 
Dicen que Ackerman, hoy al frente de su propia marca, lleva años consiguiendo una de las cosas más difíciles de la Semana de la Moda de París: arrancar sin parar los aplausos de una selecta clientela acostumbrada a lo mejor y de un público siempre exigente.
 
Hay quienes creen que el origen latino de este diseñador, nacido en Bogotá en 1971 aunque criado en Francia desde niño, es el que genera la pasión que se vive en sus desfiles.
 
Su abundante y cada vez más reconocido talento motivó "bravos" en la presentación de su última colección: sus drapeados y sus sinuosos diseños en verdes y marrones metálicos no dejaron indiferentes a los presentes.
 
Ackerman, descrito por algunos como "el nuevo Yves Saint Laurent", pasó buena parte de su infancia en Etiopía, Chad y Argelia, antes de asentarse en los Países Bajos, donde cursó sus estudios secundarios.
 
Poco después dio el salto al país vecino, Bélgica, donde instalaría su taller.
 
Diseñador del futuro
 
Su formación como modisto transcurrió en la Academia de Bellas Artes de Amberes, considerada por algunos como el germen de la moda subversiva y arriesgada y el lugar de donde han salido algunos de los grandes nombres de la moda belga.
 
Ackermann permaneció allí durante tres años y luego comenzó a trabajar para distintos diseñadores.
 
Su gran debut tuvo lugar en París hace nueve años. Su colección de otoño 2002-2003 fue muy bien recibida por la prensa internacional, que no tardó en señalarlo como uno de los nombres por tener en cuenta y seguir de cerca en el futuro de la moda francesa.
 
No sorprende, entonces, que Ackermann no sólo haya sido señalado como el posible sucesor del modisto caído en desgracia Galliano, sino que además suene como firme candidato para otros de las grandes marcas de la moda: Yves Saint Laurent o Givenchy.
 
El trabajo del diseñador de origen colombiano se centra, sobre todo, en los contrastes. La mezcla entre la "alta" y la "baja" costura, la elegancia con un toque de la calle.
 
Intrigado por las diferencias y las fuerzas culturales, sus formas son puras y simples pero con una gran vitalidad.
 
Para los entendidos, apostar por Ackermann es hacerlo por el talento en sí mismo.
 
Este año, el creador que no cuenta con grandes padrinos dejó en claro sobre la pasarela cuáles son sus puntos fuertes: la originalidad y la belleza estética de sus propuestas, lo que -para muchos- es su mejor carta de presentación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.