Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2012 12:00:00 AM

El doctor de la Antártida

Un médico británico aceptó uno de los trabajos más peligrosos: ejercer en el continente blanco, el lugar más frío e inhóspito de la Tierra. SEMANA habló con él sobre los desafíos de esta aventura polar.

En la película Náufrago Tom Hanks interpreta a un ingeniero de sistemas de Federal Express que sufre un accidente aéreo y sobrevive en una isla remota. Para soportar la soledad y el aislamiento, el protagonista convierte un balón de voleibol en su mejor amigo: le pinta ojos, nariz y boca, y lo bautiza Wilson. Esa entrañable amistad -una de las más recordadas del cine- inspiró a un médico británico que vive en la Antártida a crear su propio Wilson con una pelota de tenis. Solo así quizás logre sobrevivir al peor invierno del mundo.

A diferencia de Hanks, el doctor Alexander Kumar escogió su destino. Desde febrero cambió Londres por la base de investigaciones Concordia, uno de los lugares más apartados y fríos del planeta, donde la temperatura puede descender hasta 80 grados centígrados bajo cero. Como el invierno es tan largo, el sol se asoma muy pocas veces al año y el cuerpo debe acostumbrarse a la oscuridad perpetua. A eso se suma que el contacto con la civilización es prácticamente nulo: la estación más cercana se encuentra a 600 kilómetros y el Polo Sur a 1.600.

Y entonces, ¿por qué irse a vivir a una de las geografías más agrestes de la Tierra? La respuesta es sencilla: para conquistar Marte. Kumar hace parte de un equipo de 13 científicos contratados por la Agencia Espacial Europea, cuya misión es simular durante un año las condiciones que un astronauta enfrentaría en el planeta rojo. Algo similar experimentaron seis voluntarios -entre ellos, un colombo italiano- que pasaron 520 días confinados en un módulo construido en Moscú en 2010, como parte del programa Marte 500.

En esta nueva misión el desafío es aún mayor: además del frío y la oscuridad, los ocupantes del Concordia tienen que hacerse a la idea de que no hay escapatoria, pues el avión que los llevará de vuelta a casa solo aterrizará en diciembre. "Es una de las mejores y peores experiencias de la vida. Una vez el avión despega, no hay otra opción que seguir adelante", le dijo el médico a SEMANA. "Como en el programa 'Gran hermano' sabía que habría momentos en los que nos amaríamos y otros en los que nos odiaríamos. La gran diferencia es que no podemos votar en contra de nadie. Nos guste o no, todos estamos atrapados aquí", añade en un popular blog del diario The New York Times, donde relata los detalles de su aventura.

Otra de las cosas más difíciles de ser un 'hivernauta', como Kumar se autodenomina, es dormir en invierno. La oscuridad hace que se pierda el sentido del tiempo y, por eso, él y sus compañeros han tenido que establecer ciertos hábitos en el día, como hacer ejercicio y servir las comidas a la hora exacta. A muchos la falta de sueño les ha significado problemas de concentración y dificultades para recordar cosas a corto plazo. "A veces me siento en 'La isla siniestra' o en 'El Origen'. Ya no sé qué es real y qué no", asegura. Kumar es consciente de todos los cambios físicos y psicológicos que sufre el cuerpo en condiciones extremas, no solo porque los padece en carne propia, sino porque su trabajo consiste en monitorear la salud del resto del equipo.

A pesar de las adversidades, el doctor ha aprovechado cada minuto de su estadía en el lugar más austral del mundo. "En la Antártida uno no sabe qué monstruos escondidos en rincones inexplorados de la mente estén esperando a despertar. Es uno de los viajes más extremos para descubrirse a uno mismo; lo que yo llamo una maratón psicológica". Y este es apenas el comienzo, pues en noviembre de 2014 Kumar emprenderá una aventura todavía más dura: atravesar a pie el continente blanco como lo hizo hace un siglo el explorador inglés Sir Ernest Shackleton. Para eso, además de fuerza y voluntad, necesitará suerte con el clima y, sobre todo, un amigo fiel como Wilson.
 
*Alexander Kumar lidera en el Reino Unido la fundación Guide Dogs for the Blind http://www.guidedogs.org.uk/ , que se dedica a entrenar perros guías para los invidentes y hacer campaña a favor de los derechos de las personas con alguna discapacidad visual.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.