Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/8/2007 12:00:00 AM

El drama del aventurero

El 3 de septiembre el famoso millonario aventurero Steve Fosset despegó en su avión monomotor de una pista privada en el rancho Flying M, de Yerington, entre los estados de California y Nevada.

El 3 de septiembre el famoso millonario aventurero Steve Fosset despegó en su avión monomotor de una pista privada en el rancho Flying M, de Yerington, entre los estados de California y Nevada. Su idea, al parecer, era buscar lechos de lagos secos para romper un nuevo récord de velocidad en tierra. Y aunque actividades como esa eran su pan de cada día, esta vez no regresó. Las operaciones de búsqueda con helicópteros y aviones se iniciaron en las horas siguientes en esa región desértica y montañosa, pues Fosset había avisado a su familia que no tardaría. Más tarde la Policía desplazó una embarcación a un lago, con equipos capaces de detectar grandes objetos en el fondo, mientras grupos de voluntarios a caballo y en vehículos 4 x 4 buscaban en cañones de difícil acceso. Fosset, de 63 años, hizo su fortuna como consultor financiero, pero su nombre es más bien sinónimo de riesgo, y 116 recórd conseguidos en solitario lo confirman. En 1995 se convirtió en el primer hombre en cruzar el océano Pacífico a bordo de un globo aeroestático. En 2002 fue el primero en dar la vuelta al mundo en un globo y sin escalas, lo que hizo en 13 días. En 2004 dio la vuelta al mundo en un velero sin ir a puerto. Un año después logró ser la primera persona en dar la vuelta al mundo en aeroplano sin escalas. Y en 2006 batió el récord de distancia de vuelo: hizo un trayecto de 42.469 kilómetros durante 76 horas y 45 minutos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?