Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

El efecto Domino

La increíble vida de una modelo convertida en cazarrecompensas inspiró el argumento de una película recientemente estrenada en Estados Unidos.

La única foto conocida de Domino Harvey (derecha) durante su época como cazarrecompensas apareció en la revista 'Life' en 1994 como parte de un reportaje sobre su vida. Kiera Knightley (izquierda) protagoniza la pelicula.

Una joven modelo, hija de un famoso actor de cine y una supermodelo, decide dejar su vida opulenta y llena de comodidades para dedicarse a atrapar ladrones y traficantes de drogas en las calles de Los Ángeles. Este podría ser el argumento de una serie de televisión mediocre. Pero por más ficticio que parezca, así era la vida real de Domino Harvey, cuyas andanzas inspiraron Domino, una película semibiográfica del director Tony Scott. "Cara, tú vives, y sello, tú mueres" era el lema de Domino, quien vivió sumida en el peligro. Nada le generaba más placer que tumbar puertas y apuntar con su rifle, al que cariñosamente llamaba Betsy, a los delincuentes que llevaba ante la justicia. Pero su historia personal estaba llena de conflictos, tristezas, abandonos y adicciones. Nació el 7 de agosto de 1969 en Londres, de una aventura extramarital del actor británico Laurence Harvey, conocido por sus roles protagónicos en The Manchurian Candidate y Darling, y la modelo de Vogue Paulene Stone. La pareja se casó cuando Domino, a quien bautizaron en honor a una chica Bond de la película Operación Trueno, ya tenía 3 años. El primer gran golpe en la vida de la pequeña llegó pronto. Tan sólo un año después de convivir con su padre, él murió de cáncer en el estómago. Paulene decidió entonces mudarse a Hollywood y casarse con Peter Morton, dueño y creador del Hard Rock Cafe, mientras dejaba a su hija en Inglaterra en un prestigioso internado. En su adolescencia Domino ya había sido expulsada de cuatro colegios por mala conducta y era conocida por su rebeldía y su agresividad. Desde los 17 años comenzó a modelar para la agencia Ford, pero esto no la satisfacía en lo mínimo. "Trataban de manipularme. Caí en cuenta de que nunca podría aceptar órdenes de idiotas", dijo al diario The Independent de Londres. En 1989, después de probar suerte como dj en bares de su ciudad natal y de vender ropa en mercados de la pulgas, decidió mudarse a Los Ángeles para estar más cerca de su madre. Allá trabajó como bombera y quiso convertirse en paramédica, pero después de tomar algunos cursos en seguridad, comenzó a trabajar con la agencia de recuperación de fianzas Celes King. En ésta se convirtió en cazarrecompensas profesional. Logró atrapar 50 bandidos, a quienes cautivaba con su acento y seducía con su belleza mientras se hacía pasar por una extranjera ingenua y perdida. Como casi todos eran traficantes de drogas, quedarse con algo de la mercancía era considerado como parte de la recompensa. De esa forma se convirtió en adicta, principalmente a la heroína, sustancia contra la que batalló por 15 años. Tony Scott conoció a Domino 10 años antes de empezar a filmar y se convirtió en su amigo y confidente. Le compró los derechos de la historia de vida por 360.000 dólares y terminó de filmar la película en diciembre, protagonizada por Kiera Knightley. Sólo seis meses después Domino fue encontrada sin vida en el baño de su casa, por una sobredosis de Fenatyl, un sedante más fuerte que la morfina, y aunque su muerte fue calificada como accidental, no se descarta que se haya suicidado. En ese momento, Domino, de 35 años, se encontraba bajo arresto domiciliario, pues la Policía le había encontrado 500 gramos de metanfetamina cristalizada. Estaba a punto de ser juzgada por tráfico de drogas. De esta triste manera concluyó la increíble vida de Domino Harvey, inmortalizada por la trama de una película que cuenta su historia a medias. El abuso de drogas y su bisexualidad no aparecen en el filme, como tampoco su rechazo al mundo de la moda. Pues Domino siempre quiso huir del glamour.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.