10 enero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El excéntrico que podría ser presidente de República Checa

PERFILVladimir Franz es un compositor de ópera que tiene tatuado todo su cuerpo. Es candidato presidencial y ha revolucionado la contienda electoral de su país.

El excéntrico que podría ser presidente de República Checa . Fuente: www.vladimirfranz.cz

Fuente: www.vladimirfranz.cz

Foto: www.vladimirfranz.cz

Franz parece el más improbable de los candidatos a ocupar tan importante cargo. Es todo un artista y tiene tatuado su cuerpo desde la cabeza a los tobillos. Lo tiene todo, menos aspecto de presidente.

Fue sincero al confesar que tiene poca experiencia en política y conocimientos mínimos en economía. Sin embargo, el pueblo ya se encuentra cansado de candidatos corruptos y de creer en promesas que no se han cumplido a lo largo de dos décadas después de la caída del comunismo.

“Solo me animé a entrar al ring de la política  luego de que un grupo de admiradores lanzaron la campaña Franz a la presidencia” dijo el excéntrico candidato.  A pesar de las críticas que se suscitaron en su contra en las altas esferas del poder checo, Vladimir no se encuentra solo. Se dice que un reconocido economista del país  le ofreció sus servicios gratuitamente y que todos los que trabajan en su campaña son voluntarios.
 
Franz ocupa un tercer puesto en las encuestas de esta semana, una gran proeza ya que de las donaciones recibidas, ha invertido menos de 16.000 euros en su campaña y no ha pegado ni un solo cartel ni puesto una sola valla.

Su ascenso ha sido rápido, solo apareció en la escena política a finales de 2012 cuando consiguió 88.000 firmas a favor de su candidatura, lejos de las 50.000 exigidas por ley. Sus claves: no estar vinculado a ningún partido, propuestas de fuertes medidas contra la corrupción y un gran énfasis en la educación y el orgullo por la nación. En una entrevista dijo “Los checos estamos hartos de esta mierda”.

Franz tiene una gran popularidad entre los jóvenes y sus tatuajes al parecer no representan un gran problema para la población del país europeo, y es que el candidato de 53 años lleva mucho tiempo en la esfera pública como profesor destacado de la Academia de Artes Escénicas de Praga.
 
Cuando le preguntaron si sus tatuajes serían un impedimento para alcanzar la presidencia, dijo sin titubear “son solo arte en el cuerpo, además las elecciones no son un concurso de belleza”.
 
Por primera vez las elecciones presidenciales en República Checa se harán bajo la figura del voto de elección popular, lo que le da una oportunidad a candidatos independientes como Vladimir Franz.

Ahora el candidato literalmente se parte en dos al tener que estar presente en los debates políticos sin abandonar sus ensayos con la ópera en el Teatro  Nacional de Praga. Pero todo tiene un precio, así que Franz prefirió sacrificar su sueño y no estar presente en el estreno de la ópera este jueves por asistir a un debate televisivo. “Ya tomé mi decisión y estaré en el debate”.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad