Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2014 10:30:00 PM

Un periodista encubierto fuera de control

Un documental de la BBC expuso los métodos cuestionables de Mazher Mahmood, un periodista británico que se hacía pasar por realeza árabe.

Dentro de las muchas triquiñuelas que los tabloides del Reino Unido se permitían para conseguir historias y 'chivas', una fue revelada por la BBC en su documental Fake Sheik: Exposed (Falso Jeque: expuesto).

Mazher Mahmood, un reportero de Birmingham, que por treinta años se disfrazó de jeque para revelar historias y destapar escándalos, fue expuesto por sus métodos cuestionables. Si bien varias de sus investigaciones rindieron frutos, pues desenmascaró redes de prostitución, negocios de droga y una escándalo de partidos arreglados de críquet, también humilló inescrupulosamente a varias personalidades, incluyendo a políticos, actores y modelos, manipulando situaciones y llevando sus presas a cometer crímenes para luego exponerlos.

Como reportero de News of the World, Mahmood era una estrella de la época en que los tabloides de Rupert Murdoch hacían y deshacían sin importar las consecuencias legales o los límites éticos del periodismo, antes del escándalo de chuzadas telefónicas que estalló en 2011 y aún sigue enviando a reporteros y editores a prisión.

Por ejemplo, en 1997, gracias a su falsa identidad, el falso jeque le ofreció papeles al actor John Alford junto a Robert De Niro y Al Pacino si accedía a conseguirle droga. El actor se negó a consumir, pero le llevó un par de gramos de cocaína y otros más de marihuana. Tras ser expuesto por el periodista como un expendedor pasó nueve meses en prisión y vio su carrera destruida. En 2003, una historia de Mahmood que publicó en primera página sobre un complot internacional para secuestrar a los hijos de Victoria y David Beckham fue desmentida, y en 2006 el político escocés George Galloway, a quien trató de engañar posando como un hombre de negocios musulmán y hablando con expresiones antisemitas, le llamó una "desgracia para el periodismo".

Se dice que más de 90 personas han sido encarceladas por los reportajes del falso jeque, pero ahora es él quien se ve en jaque, expuesto en la televisión, y falta ver si las investigaciones en su contra terminan llevándolo tras las rejas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.