Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/09/15 00:00

¿El fin de Britney?

Algunos asiduos fanáticos de la ex princesa del pop creían que ella lograría, como el ave Fénix, renacer de las cenizas para reanudar su carrera.

Algunos asiduos fanáticos de la ex princesa del pop creían que ella lograría, como el ave Fénix, renacer de las cenizas para reanudar su carrera. Con todo el fervor anunciaron que Britney Spears se robaría el show en la apertura de los MTV Video Music Awards 2007. Aseguraban que a pesar de un muy mal año durante el cual se divorció, se rapó, entró a rehabilitación, mostró sus partes más íntimas y casi pierde a sus hijos, este sería su gran regreso a los escenarios. Pero la sorpresa fue amarga y el espectáculo deplorable. Dobló su nueva canción Gimme More, caminó por la tarima sin mucha clase ni sincronía, vestida con un bikini negro que más parecía ropa interior de cabaretera, exhibiendo uno que otro gordito. Como si eso fuera poco, no bailó casi nada, se veía nerviosa y desubicada; por momentos olvidó la letra, y los críticos fueron implacables. Al parecer, Britney es consciente de que su presentación fue un ‘oso’ y por eso la vieron llorando tras bambalinas y repitiendo una y otra vez: “me vi como un chancho”. Además, según contaron varias páginas de chismes, la cantante trató de agredir a Sarah Silverman, comediante que actuó como maestra de ceremonias, quien dijo en su monólogo inicial que Spears a sus 25 años ya había logrado todo a lo que podría aspirar en la vida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.