Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1986/12/29 00:00

EL FLACO BENJUMEA

Carlos Benjumea, actor de televisión, ha dejado de ser el "Gordo" Benjumea para ser el "Esbelto" Benjumea

EL FLACO BENJUMEA

Para los televidentes colombianos sería tan sorpresivo como encontrarse con un Fernando González Pacheco aburrido, o con un Hugo Patiño reemplazando al presentador de noticias William Restrepo ver al "Gordo" Benjumea, flaco.

Pero la sorpresa va a ser realidad.
En ocho meses, Carlos Benjumea pasó de ser peso pesado, con 148 kllos a peso liviano con 93 kilos. La idea de disminuir de peso la venía acariciando Carlos Benjumea, desde hace 16 años, cuando comenzó a engordarse, pero siempre en vez de disminuir aumentaba. "Comía compulsivamente--dice Benjumea--, hasta que decidí parar y entonces fui a consultar un médico endocrinólogo que me dijo que tenía dos alternativas: trotar 50 kilómetros diarios o dejar de comer almidones, azúcares, grasas y harinas. Opté por la segunda alternativa, no sin antes, comentarle a mi médico que yo hacía de vez en cuando el amor, que si esto también quedaba prohibido ".

Y Carlos Benjumea se embarcó en la dieta que más que régimen alimenticio es régimen de hambre. Sin embargo, ha sido fácil sustituir los bizcochos, el pan con mantequilla y el arroz, sus debilidades, por frutas y legumbres. "Si no controlaba mi cuerpo, el cuerpo me iba a controlar", afirma Benjumea.

La oportunidad para mostrar su nueva figura no habría sido mejor: la programadora Coestrellas, en donde Benjumea es uno de los socios, presentará en el mes de diciembre, los días sábado, de 1 a 3 p.m., sus películas: "El taxista millonario", Colombian Connection, "El inmigrante latino" y "Esposos en vacaciones", que han sido de los mayores éxitos taquilleros del cine nacional. "No es cine-arte sino cine divertido, intrascendente y frívolo, pero ha gustado y encantado", comenta Carlos Benjumea.

Lo que no se sabe si va a gustar al público que tenía a Benjumea como uno de sus idolos por su figura regordeta y bonachona, que lo hacía especialmente simpático y adecuado para bromas y chistes, es su nueva figura.
Y lo que no sabe el propio Benjumea es hasta cuándo aguantara su régimen porque se confiesa un reincidente que ha dejado, por largos espacios, su vicio de consumir cinco cajetillas de cigarrillo y ha vuelto a-caer. Sea lo que fuere el "Gordo" Benjumea, es por esta época decembrina, el flaco Benjumea. --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.