Martes, 17 de enero de 2017

| 2002/09/23 00:00

El Hombre de Acero

La recuperación de Christopher Reeve sorprende a los médicos. El actor celebra sus 50 años con esta buena noticia.

En 1995, cuando se supo la noticia del accidente de Christopher Reeve que lo dejó parapléjico, nadie daba un peso por su recuperación. Ni siquiera los médicos especialistas que lo atendieron. Con sus dos primeras vértebras tremendamente afectadas por el impacto de la caída de su caballo el dictamen era poco esperanzador: "El actor nunca va a ser capaz de sentir o moverse de la cabeza para abajo".

A pesar de este pronóstico Reeve, que se hizo famoso por su interpretación de Superman, se negó a aceptar el hecho de quedar postrado en una silla de ruedas por el resto de su vida y se dedicó a desafiar esa predicción sometiéndose a una serie de ejercicios tan rigurosos como novedosos en el tratamiento de esta condición. Su meta era estar de pie para el día en que celebrara 50 años.

La semana pasada el público no podía dar crédito al anuncio de John W. McDonald, médico del Washington University School of Medicine, sobre los resultados del trabajo de rehabilitación de su paciente. "El actor hoy puede sentir un pinchazo y el suave contacto de un copo de algodón en la mayor parte de su cuerpo. Además puede mover su muñeca derecha, los dedos de la mano izquierda y su pies. Bajo el agua es capaz de mover algunas de sus articulaciones", dijo.

Aunque a simple vista este logro parece insignificante el paso que ha dado Christopher Reeve ha sido gigante. A la mayoría de pacientes que sufren un accidente similar y quedan paralizados del cuello para abajo les aconsejan no tener expectativas de recuperación después de las primeras semanas. Esta afirmación está basada en estudios, en los que se muestra que gran parte de la mejoría se observa entre los seis meses y los dos primeros años después del accidente. Como consecuencia de este mensaje muchos pacientes se resignan y ni siquiera intentan mejorar su estado.

Pero el caso de Christopher Reeve ha demostrado que la recuperación puede suceder incluso siete años después del problema y por eso su actitud ha sido un ejemplo en el mundo para seguir luchando. Hoy el actor insiste en que los parapléjicos no deben aceptar quedar paralizados por el resto de la vida pues la investigación actual está ofreciendo resultados alentadores.

Los médicos aún no saben a ciencia cierta por qué se ha producido esta recuperación en Reeve pero sospechan que puede ser a causa de la rutina de ejercicios que él inició poco después de la caída. Desde 2000 su régimen incluye un ejercicio intenso llamado FES, en el cual un computador conectado a una bicicleta envía un mensaje a las piernas como si se tratara de la señal del cerebro. Los médicos piensan que simular este deporte puede lograr que las células de la columna que están intactas recuerden la manera como participaban en este tipo de movimientos. Otra de las actividades físicas es la terapia en el agua, pues en un ambiente sin gravedad es posible observar pequeños movimientos y así ver la capacidad máxima de los pacientes. El tercer programa tiene que ver con un tratamiento para evitar la pérdida de densidad en el hueso. Gracias a éste ha podido evitar la osteoporosis.

Desafortunadamente Reeve aún no puede tener control sobre sus funciones fisiológicas ni respirar sin la ayuda de un aparato. Pero se puede sentar por períodos de hasta 16 horas y tiene mayor equilibrio que antes.

Esta semana el actor festejará sus 50 años y, aunque está claro que no podrá cumplir su sueño de caminar, él ya recibió el mejor regalo que podía esperar, y es poder sentir el abrazo y las caricias de las personas que más quiere.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.