Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/2011 12:00:00 AM

El hombre que se atrevió a criticar a Los Pitufos

Antoine Buéno, autor de un reciente libro que acusa a Los Pitufos de reflejar ideas racistas, antisemitas y totalitarias, afirma que haberse metido con los personajes azules le ha valido hasta amenazas.

;
BBC
“Nunca esperé la violencia de las reacciones y el alcance mundial de la controversia”, dice Antoine Buéno, un francés de 32 años y profesor de literatura en la escuela de ciencias políticas Science Po.
 
El autor explica que el propósito de su obra titulada El pequeño libro azul: análisis crítico y político de la sociedad de Los Pitufos era divertirse y aportar un enfoque nuevo sobre esa serie famosa en todo el mundo.
 
Aunque señala que Los Pitufos conllevan estereotipos que evocan las ideologías nazi, estalinista, totalitaria o utópica, Buéno niega que su fallecido creador, el belga Pierre Culliford “Peyo”, siguiera fines políticos.
 
A continuación, extractos del diálogo que BBC Mundo mantuvo con Buéno, quien también trabaja para el grupo político Unión Centrista en el Senado francés.
 
BBC Mundo: ¿Cómo lleva el hecho de ser el hombre que enfrentó a Los Pitufos?
 
Antoine Buéno: Este es mi sexto libro y en los anteriores traté temas importantes como la inmortalidad o cuestiones de género. Pero nada como esto. La gente reaccionó sin haber leído una línea de mi libro, que apareció hace una semana. La controversia empezó ya hace un mes. He sido físicamente amenazado por anónimos.
 
BBC Mundo: ¿Cómo?
 
A.B.: Por e-mail: “Te metiste con Los Pitufos, ahora nos vamos a meter contigo” y cosas así. No es la mayoría de los mensajes que he recibido, pero entre ellos hay algunos como ese, lo que es totalmente desproporcionado.
 
BBC Mundo: ¿Cómo explica esto?
 
A.B.: Hay dos explicaciones. La primera es que el tema está muy ligado a la niñez y la gente teme ver la inocencia de su niñez manchada, que no es mi objetivo para nada. La segunda es un malentendido total entre lo que trato de hacer y lo que creen que hago.
 
Creen que mi enfoque es políticamente correcto. No es el caso para nada.
 
BBC Mundo: ¿Y cuál es su enfoque?
 
A.B.: Mi enfoque es serio: es la primera monografía real sobre Los Pitufos, aunque no me tomo a mí mismo demasiado en serio.
 
Me llamaron la atención algunas características de Los Pitufos: el mago (Gargamel) que parece como una caricatura judía, el hecho de que busca oro, su gato que se llama Azrael, Papá Pitufo que se viste de rojo o el hecho de que vivan en una perfecta sociedad socialista. Desde esas observaciones hice una investigación y descubrí que no había nada al respecto.

BBC Mundo: ¿Cuáles son las características que encontró de una sociedad utópica que evoca al comunismo?
 
A.B.: En síntesis, se encuentran todas las características que definen la utopía tradicional: una sociedad de felicidad, aislada, estética y geométrica.
 
También es una sociedad de colectivización sin dinero. Respecto al comunismo, comparé para divertirme a Pitufo Papá con Stalin o Marx y a Pitufo Filósofo con Trotsky. ¿Y cómo trabajan Los Pitufos? Con la hoz y el martillo.
 
BBC Mundo: ¿Y qué halló respecto al racismo y nazismo?
 
A.B.: Por ejemplo, en el álbum de los “Pitufos negros” (“morados” en español) cuando los pitufos se enferman se vuelven negros y también estúpidos. Sólo dicen “¡Gnap! ¡Gnap! ¡Gnap!” y sólo pueden saltar. Tratan de morder a otros pitufos para contaminarlos. Estos me hizo pensar en el punto de vista colonial sobre los negros africanos, sabiendo que Bélgica tuvo una tradición muy fuerte de colonialismo.
 
Otro aspecto es el elogio del perfil ario. Cuando Pitufina es creada por Gargamel, su pelo es oscuro y ella es fea. Pero cuando Papá Pitufo la convierte en rubia, se vuelve hermosa y todos se enamoran de ella. Otros argumentos sobre el nazismo son el universo medieval fantástico y la estructura corporativista de la sociedad. La única forma de conciliar ideologías muy opuestas como el estalinismo y el nazismo es el concepto de totalitarismo.
 
Y en Los Pitufos se puede encontrar la estructura de una sociedad totalitaria, con un jefe absoluto y una falta de estructuras complejas como sindicatos o familias.
 
BBC Mundo: ¿Se trata de mensajes subliminales?
 
A.B.: Se trata de jugar con Los Pitufos de un modo diferente que cuando se es niño. Se les puede dar un enfoque adulto.
 
BBC Mundo: ¿Pero usted piensa que Peyo, el creador de Los Pitufos, tenía ideas totalitarias, estalinistas o antisemitas?
 
A.B.: Para nada. Es totalmente inconsciente de su parte y por eso es muy interesante.

BBC Mundo:  ¿Entonces todo esto es producto de una coincidencia?

A.B.: No es coincidencia porque tenía un punto de vista muy económico: quería entretener a la mayor cantidad de gente posible. Para eso tienes que usar imágenes muy fuertes y poderosas que serán entendidas por todos. Por eso no es coincidencia.
 
BBC Mundo: A raíz de este libro lo han llamado paranoico, imbécil y destructor de sueños infantiles. ¿Qué responde?
 
A.B.: Primero, que no soy un idiota o un sinvergüenza; soy un idiota-sinvergüenza. Más seriamente diría que primero lean mi libro y después hablamos.
 
BBC Mundo: Su libro fue publicado poco antes del estreno de la película sobre Los Pitufos. ¿Es una coincidencia?
 
A.B.: No, se hizo deliberadamente. Es una estrategia de marketing.
 
BBC Mundo: ¿Si pudiera volver atrás, cambiaría algo de este libro?

A.B.: Haría exactamente lo mismo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.