Martes, 24 de enero de 2017

| 2009/01/31 00:00

El ‘Jefe’ sigue al mando

Tras más de tres décadas de actividad, Bruce Springsteen atraviesa un momento estelar de su carrera. Nuevo CD, gira internacional, Globo de Oro y cantar en el Superbowl son algunos de sus logros.

Springsteen se volvió famoso en los años 70. Su más reciente álbum fue lanzado la semana pasada

Cuando está cerca de cumplir 60 años, Bruce Springsteen sigue demostrando que es 'The Boss' (El 'Jefe'). Recientemente ganó un Globo de Oro por el tema central de la película The Wrestler, cantó para Barack Obama en una ceremonia previa a su posesión, lanzó su nuevo álbum, anunció una gira por más de 10 países y fue elegido una de las 100 personas más influyentes de 2008 por la revista Time. Ha ratificado la solidez de una carrera que comenzó hace más de tres décadas y que hoy, a pesar de los cambios en la industria musical, continúa con fuerza.

Esto se debe a que Springsteen, quien ha sido invitado a cantar en el Superbowl, ha logrado permanecer en la industria musical con producciones nuevas a la vez que capitaliza su historia, llena de éxitos y conciertos memorables. En la actualidad, 'The Boss' vive una etapa de madurez profesional y personal. Un período en el que combina giras y presentaciones con espacios para estar con sus tres hijos y Patti Scialfa, la cantante con quien lleva más de 20 años, en la finca que tienen cerca de Nueva Jersey. En ese rincón de Estados Unidos, fue precisamente donde nació Springsteen y donde ha residido buena parte de su vida.

Hijo de un conductor de bus y de una secretaria, Bruce compró su primera guitarra a los 13 años y desde entonces no se ha podido separar de su instrumento. En los años 70, junto con su recién creado grupo The E Street Band, logró despegar en el mundo de la música. "He visto el futuro del rock & roll y su nombre es Bruce Springsteen", escribió en 1974 el crítico John Landau, quien luego se convirtió en su mánager y productor. Ese fue el comienzo de una carrera vertiginosa, en la que el cantante produjo éxitos que hoy son reconocidos por las nuevas generaciones, como Born to run y Born in the USA.

El reconocimiento que ha logrado 'The Boss', un apodo que ha tenido desde joven por su liderazgo, se debe a que mezcla presentaciones en vivo enérgicas, que a veces duran mucho más de lo planeado, con canciones que tocan temas de la vida cotidiana, de una ciudad y la gente trabajadora que la habita. Por eso cualquiera se siente identificado. Así ocurre por ejemplo en Queen of the Supermarket (Reina del supermercado), una canción de su nuevo álbum que cuenta la historia de un joven que se enamora de una cajera.

Springsteen no es sólo el jefe en temas musicales. También lo es en la política, donde su voz es escuchada con atención. Estas dos disciplinas han ido de la mano desde cuando en su adolescencia realizó un concierto para recoger fondos contra las guerras. Algo le quedó de esa experiencia y por eso se convirtió, décadas más tarde, en un opositor del hoy ex presidente George W. Bush, lo que le generó el repudio de algunos de sus fanáticos republicanos. Pero él tenía que hacerlo. "Estar al margen sería traicionar las ideas sobre las que he escrito por mucho tiempo", dijo a la revista Rolling Stone. Por eso, a través de su música no sólo intentó comprender los problemas políticos de su país, sino también encontrar una respuesta a los ataques del 11 de septiembre y al dolor nacional que sintieron los estadounidenses.

Pero hoy no hay dolor y el nombre de su nuevo álbum, Working on a Dream (Trabajando por un sueño), es una muestra de ello. Springsteen tiene razones para celebrar, pues apoyó con entusiasmo a Barack Obama, el primer afroamericano en ocupar la Casa Blanca. Un jefe que hace poco le confesó a su esposa, Michelle, en un concierto de 'The Boss', que la única razón por la cual estaba aspirando a ser Presidente era porque no había podido ser Bruce Springsteen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.