Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/05/29 00:00

EL LADO FEO DE LA BELLEZA

Un nuevo libro sobre el mundo de las pasarelas de moda revela historias de sexo, drogas y ambición que opacan el 'glamoroso' oficio del modelaje.

EL LADO FEO DE LA BELLEZA

EN LA PELICULA Pret-a-Porter, el director Robert Altman desmitifica el mundo de la moda al mostrar las intrigas y ambiciones que existen detrás de las exhibiciones de los diseñadores en la capital de la moda. Ahora, para completar ese oscuro retrato, acaba de publicarse en Estados Unidos un libro en el cual el escritor Michael Gross muestra que el modelaje no luce tan brillante y sofisticado como en las pasarelas. Se trata del libro El Feo Negocio de las Mujeres Hermosas, de quien es un veterano escritor de estos temas y ha podido constatar el vertiginoso crecimiento de esta multimillonaria industria.
En su libro Gross afirma que todo ese glamour que se despliega es simplemente una capa de maquillaje que oculta el depravado ambiente en el que se mueven las supermaniquíes. Según el autor, el sexo, las drogas y la ambición son los ingredientes que conforman este exclusivo mundo. Como era de esperarse, la publicación ha suscitado una controversia.
Los relatos menos sorprendentes del libro se relacionan con los favores sexuales a cambio de ascensos en el medio. Gross cuenta el caso de John Casablancas, fundador de la agencia Elite, una de las más reconocidas en el mundo. Según el escritor, Casablancas se aprovechaba de su posición para establecer relaciones sentimentales con varias de sus pupilas, muchas de las cuales eran menores de edad. Pero el sexo no es lo único escandaloso. Gross cuenta que la adicción a las drogas por parte de las mujeres más hermosas del mundo es tal, que hace un tiempo, cuando Calvin Klein invitó a un grupo de ellas a oriente, les puso como una condición abstenerse de consumirlas para evitar problemas. La mayoría de sus invitadas aprovechó el largo trayecto para hacerlo, en exceso. Y relata el episodio de la boda de Cheryl Tiegs con Peter Beard, en 1984, que según describe el periodista "la droga se servía como si fuera Coca-Cola".
El escritor describe una vida de soledad, traumas y relaciones sentimentales fracasadas como consecuencia de lograr, a muy temprana edad, lo que todas las jóvenes del mundo ambicionan: dinero, fama y admiración. Y la verdad es que para nombrar sólo dos ejemplos, Claudia Schiffer y Christy Turlington, con 24 años, perciben ingresos anuales de más de cuatro millones de dólares.
Las truculentas historias no presentan a las modelos como víctimas de la industria de la moda. Simplemente explican que el acelerado ritmo en la vida de ellas obedece a que se trata de una profesión extremadamente corta que, salvo contadas excepciones, las jubila a los 30 años. Por ello, para mantenerse vigentes deben traspasar las pasarelas con escándalos, ya sea por sus enredos sentimentales, como ha sido constante en Naomi Campbell y sus sonados romances con Mike Tyson y Robert De Niro. O también como Cindy Crawford, quien ha posado desnuda para Playboy, ha incursionado en la televisión, publicado calendarios, estuvo casada con el famoso actor Richard Gere y se encuentra grabando su primera película. Hoy tiene ingresos de seis millones de dólares al año y se ha coronado, a los 28 años, como la mejor pagada de las top-motlels.
Y la verdad es que hoy por hoy, las grandes figuras de esta profesión, tales como Claudia Schiffer o Cindy Crawford, aunque lograron la fama en las pasarelas luciendo la moda de los grandes diseñadores, hoy son mucho más cotizadas que ellos y que la misma moda. Y la fama así como sus millonarios ingresos las han llevado a convertirse en audaces empresarias. Recientemente, Elle McPherson, Claudia Schiffer y Naomi Campbell inauguraron en Nueva York con bombos y platillos el Cafe de la Moda cuyo mayor atractivo son sus espectaculares propietarias.
Aunque la gente implicada directamente en los relatos no niega que las historias contadas por Gross son ciertas, también ha dicho que detrás de su libro está la ambición. Y el autor escogió para desenmascararlas un momento en que las supermodelos son el centro de la atención mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.