Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/1992 12:00:00 AM

El libro de la condesa

Nubia BRASchi recorrió el mundo buscando los descendientes de los protagonistas de la historia de América.

LA CONDESA BRASchi es sin duda uno de los personajes más pintorescos del escenario social internacional. En realidad se trata de una colombiana, que desciende de una distinguida familia de Pereira, y quien cuando se fue a estudiar arte en Italia corrió con la suerte de conocer al conde Piere Arrigo Braschi, con quien se casó poco tiempo después. El conde desciende de una de las más antiguas y famosas familias nobles de Italia, cuya fortuna fue importante en el siglo XVIII pero no sobrevivió dos siglos.
Nubia, quien a raíz de su matrimonio obtuvo el título de condesa, es una mujer muy meritoria. Abogada y periodista, se desenvuelve como pez en el agua en el campo de las relaciones públicas en la ciudad de Nueva York, donde reside. Es una de esas personas de quien se puede decir que conoce a "medio mundo" y ha llegado a coordinar los lanzamientos de las colecciones de moda de los más importantes diseñadores internacionales.
De vez en cuando la condesa Braschi ejerce el periodismo a través de colaboraciones en la revista norteamericana Town and Country. Hace tres años, con motivo de la celebración del quinto centenario del descubrimiento de América decidió embarcarse en un ambicioso proyecto: recorrer el mundo buscando los descendientes de los protagonistas de la historia de América. El artículo fue publicado por la revista este año en la edición del 12 de octubre. Posteriormente, algunos apartes fueron también publicados en revistas como Hola, Geomundo, Capital de Italia, y en otros importantes medios impresos de Japón, Alemania y los países escandinavos.
Pero la Braschi no quedó satisfecha con eso. Para no desperdiciar sus importantes hallazgos, hizo las gestiones pertinentes para recopilar los datos en un libro: "América 1492-1992", que será publicado en edición de lujo y que próximamente saldrá al mercado en Colombia. Ella no estuvo sola en tan ambicioso proyecto. Contó con un equipo de colaboradores entre los que se contaban periodistas de Town and Country y los renombrados fotógrafos norteamericanos Norman Parkinson y Tom Hollyman. Ellos escarbaron los archivos históricos de América y España buscando los protagonistas del encuentro de los dos mundos y se entrevistaron con los descendientes, tanto de los descubridores como de los indígenas de los imperios americanos, desde el duque de Veraguas -quien ostenta el título que se le otorgó a Cristóbal Colón-, hasta los de Monctezuma.
El primero de ellos, cuya foto ilustra la portada del libro, es Inca (emperador) Demitrio Tupac Yupanqui, quien posó en Machu Picchu, y es un periodista que vive en los Estados Unidos donde dicta clases de lengua quechua en la Universidad de Cornell. Pero quizás el principal personaje que conoció la condesa fue a Cristóbal Colón, descendiente del Almirante, quien reside en Madrid junto con su esposa y dos hijos. Al igual que su antepasado es amante del mar y heredero de sus títulos: duque de Veraguas, Almirante del Mar Océano y Marqués de Jamaica. También encontró, entre los descendientes de Pizarro, a Ramón Perez de Herrasti y Narváez, quien ostenta el título de conde de Padul y también es heredero de Francisco de Orellana, explorador del río Amazonas. Pérez de Herrasti vive en Madrid y ejerce como ingeniero químico. La condesa entrevistó también a la princesa Maria Gloria Pignatelli d'Aragona Cortés, una escritora que desciende del conquistador Hernán Cortés y vive en Italia. Es la única que no está orgullosa de sus antepasados y afirma incluso que preferiría ser descendiente de la "Malinche". El año pasado, por iniciativa de Nubia Braschi visitó por primera vez México.
Otros personajes del libro son Juan Manuel Marcilla de Teruel, duque de Monctezuma, marqués de Tenebrón y descendiente del emperador azteca, quien reside en Madrid donde ejerce abogacía y, tampoco había estado en la tierra de sus ancestros. Para la fotografía del libro, Nubia Braschi lo llevó a México y lo hizo posar en la pirámide del sol en Teotihuacán. Igualmente encontró y conversó con Luis Felipe Atahualpa Duchicela, rey de Tahuantisuyo, de Ecuador. En la fotografía, con ocasión de una boda, viste el traje típico de los indígenas, pero en realidad es un economista graduado de la Universidad de Yale y trabaja para la United Fruit Company en Honduras.
Si el libro de la condesa es un importante logro desde el punto de vista gráfico, lo es más en cuanto al contenido. Es un documento histórico donde se narra la historia del encuentro de dos mundos a partir de la historia de sus descendientes. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.