Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2006 12:00:00 AM

El Midas de la taquilla

'Los piratas del Caribe 2' acaba de romper todos los récords de taquilla en la semana de su estreno. Un nuevo éxito para el mago del cine comercial.

Cuando a Jerry Bruckheimer le preguntan por qué sus películas por lo general tienen malos comentarios de los críticos pero un gran éxito entre el público, siempre responde lo mismo: "Hace mucho tiempo que decidí creer en la taquilla y no en la crítica". Con un aire de superioridad, demostrando que por sus cifras está más allá del bien y del mal, agrega que quienes califican sus producciones de mediocres cintas de acción "son los pocos que tienen el poder de la pluma, no los millones de espectadores".

La semana pasada volvió a cerrar la boca a sus 'detractores' con Los piratas del Caribe 2: El cofre de la muerte. Pese a que las reseñas afirman que le sobra acción y le falta contenido, ha batido varios récords. Con 135,6 millones de dólares, es la película que más ha vendido en su fin de semana de estreno, puesto que ostentaba El Hombre Araña, con 114,8 millones de dólares. Además, en su primer día recaudó 55,8 millones de dólares, y superó a La guerra de las galaxias: episodio III.

Con este nuevo hit confirma por qué en Hollywood es conocido como Mr. Blockbuster - el señor taquillazo-, apodo que se ha ganado porque en sus 25 años de carrera se ha convertido en el productor más lucrativo de la historia, pues sus filmes suman 13.000 millones de dólares. En su hoja de vida cuenta con éxitos como Superdetective en Hollywood, que en 1984 fue el salto de Eddie Murphy a la fama; Top Gun, que en 1986 hizo de Tom Cruise una superestrella, y La Roca, que en 1996 relanzó a Sean Connery como héroe de acción y convirtió a Nicolas Cage en uno de ellos. Le seguirían, entre otras, Armageddon, que con la historia de un asteroide que amenaza la Tierra recaudó más de 550 millones de dólares. Y Los piratas del Caribe: la maldición del Perla Negra, que logró otros 654 millones de dólares. Hoy su nombre es una marca que les quita protagonismo a los directores de sus producciones.

Pero su imperio no se limita a la pantalla grande. Para la temporada 2005-2006 llegó a tener 10 programas de televisión en tres cadenas diferentes, destronando al recientemente fallecido Aaron Spelling, que en los 80 había logrado tener siete al tiempo. Actualmente, Bruckheimer produce sólo en CBS ese mismo número de series, entre las que se encuentran C.S.I, Without a Trace y Cold Case, unas de las más vistas en Norteamérica gracias a su fórmula infalible de detectives en acción.

Sus historias son tan espectaculares como su vida. Bruckheimer pasó de ser el hijo de modestos inmigrantes alemanes, un estudiante de sicología que siguió esa carrera para complacer a su madre que quería que lo llamaran 'doctor', al Midas de Hollywood. A los 21 años empezó a trabajar en la oficina de correspondencia de una agencia de publicidad en Chicago; luego su creatividad lo haría ganar varios premios como productor de comerciales hasta que empezó a abrirse camino en la meca del cine. Entonces nació el exitoso dúo formado por él y Don Simpson, con quien produjo famosas cintas como Flashdance y Bad Boys. Sin embargo, la adicción a las drogas y los excesos de su compañero hicieron que Bruckheimer decidiera partir cobijas en 1995. Los expertos en cine que pensaron que este sería el fin de su carrera, más cuando al poco tiempo Simpson murió, no podían estar más equivocados.

"Si se mira la taquilla de las películas de aventura desde 1982, el nombre de Bruckheimer está probablemente relacionado con el 80 por ciento de ellas", dijo a SEMANA Noel Manning, miembro de la Broadcast Film Critics Association. Su secreto es su obsesión por el mínimo detalle, desde la fotografía y los efectos especiales hasta la banda sonora de cada filme. Tanto es así, que se rumora que ha pagado por costosos blanqueamientos dentales para sus estrellas."Además, sabe rodearse de actores, directores y escritores talentosos", comenta Manning.

Pese a sus impresionantes cifras, no le han faltado los fracasos, entre los que se cuentan ambiciosas megaproducciones como El rey Arturo y Pearl Harbor. Y aunque asegura temerles a los malos resultados, también sabe que así ha podido conocer lo que la audiencia quiere. Las explosiones, los carros volcados y la adrenalina, que se han convertido en su sello personal, y que para muchos son fórmulas predecibles, le funcionan y él lo sabe: "Si hiciera películas para los críticos, probablemente estaría viviendo en un pequeño apartaestudio de Hollywood".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.