Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/08/04 00:00

El nombre de la discordia

Dentro de pocos días estará en las tiendas de Estados Unidos el perfume Shiloh, fragancia creada por la diseñadora francesa de origen judío Symine Salimpour.

El nombre de la discordia

Dentro de pocos días estará en las tiendas de Estados Unidos el perfume Shiloh, fragancia creada por la diseñadora francesa de origen judío Symine Salimpour. Quien muy probablemente no querrá comprarlo será Angelina Jolie, pues trató por todos los medios, aunque sin éxito, de que el perfume no llevara ese nombre debido a que así se llama la bebé que hace un año tuvo con Brad Pitt. Angelina quería la exclusividad para su hija Shiloh Nouvel y por eso consultó con un abogado experto en propiedad intelectual para que tomara medidas en el asunto. La batalla legal comenzó el 31 de enero, pero terminó cuando Jolie desistió de la demanda. Salimpour dice que los más felices con su éxito serán los niños de Israel y Oriente Medio a quienes destinará las ganancias de la venta de su perfume. Afirma que la escogencia del mismo nombre fue una coincidencia, pues lo eligió porque en hebreo significa “su regalo”. A pesar de haberse enfrentado a una de las mujeres más famosas del mundo asegura, a manera de broma, que ambas tienen tres cosas en común: “un bebé con el mismo nombre, creemos en los derechos humanos y amamos a Brad Pitt”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.