Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/1990 12:00:00 AM

EL NUEVO DESTAPE

En la era del sida, los medios de comunicación parecen obsesionados con el destape de homosexuales. Las últimas victimas son Richard Chamberlain y el hijo menor de la reina Isabel de Inglaterra.

Desde que Rock Hudson murió y el mundo supo que la homosexualidad es la antesala del sida, los medios de comunicación han intensificado una caceria de brujas tratando de develar quien es gay en el agitado mundo de la farándula internacional. Y aunque ya son varios los casos de famosos galanes--Valentino, Errol Flynn y Anthony Perkins- que han sorprendido a sus admiradoras con la fatal noticia, lo cierto es que la mayoria de veces se trata de simples rumores que pasan sin tener mucho eco en las publicaciones internacionales. Lo que ha sorprendido esta vez es la identidad de las dos ultimas victimas de esa caceria. Se trata, ni mas ni menos, que del rey de las miniseries de televisión norteamericanas, el actor Richard Chamberlain, y del hijo menor de la reina Isabel de Inglaterra, el principe Eduardo.
La noticia sobre la homosexualidad de Chamberlain, uno de los galanes mas cotizados de Hollywood en las ultimas décadas, apareció hace unas semanas en la revista francesa Nous Deux. Segun la revista, el famoso "Doctor Kildare" manifestó en una entrevista que estaba "cansado de guardar las apariencias" y que habia decidido irse "a vivir abiertamente con su amante desde hace doce años, el ex bailarin de ballet Martin Rabbett". El escándalo no se hizo esperar.

La semana pasada, la mayoria de las publicaciones internacionales registraba la energica protesta de Chamberlain. El protagonista de famosas miniseries como "El pájaro espino" y "Shogun", señalaba que estas acusaciones son producto del trabajo de grupos de activistas "gays".
La historia, sin embargo, ha agotado ediciones en los Estados Unidos, Inglaterra y Francia y tanto en las versiones que lo acusan como en las que lo defienden aparecen testimonios de amigos y compañeros de trabajo del actor respaldando una y otra teorias. El hecho es que las publicaciones que lo involucran y las que lo defienden tienen un mismo interes: aumentar su circulación por cuenta de la chiva.
Independientemenle de las rotundas negativas del actor, el rumor acerca de la homosexualidad en Richard Chamberlain no es cosa nueva. Eso es algo que se comenta en el mundillo de Hollywood desde hace 25 años y que se ha acrecentado por el hecho de que al actor, de 55 años, a pesar de apuesta figura y su rol de galan en el cine, la televisión, jamás se le ha conocido un romance o una relación afectiva con una mujer.

Pero si esta noticia causó revuelo lo que mas ha sorprendido en esta caceria de gays ha sido la también reciente publicación de que el principe Eduardo de Inglaterra tiene un alfaire con un joven actor. Hace dos semanas, el conocido comentarista de chismes Nigel Dempster lo insinuo ante dos millones de lectores con la siguiente frase: "Desde hace un año existe una relación muy estrecha entre el principe de 26 años y el actor Michael Ball, de 27". El articulo describe a Ball como un "soltero de voz dulce" y dice que Eduardo planeaba ir a Nueva York el pasado 8 de abril a acompañarlo durante el estreno en Broadway de la obra de Andrew Lloyd Webber, Aspects of Love, con el propósito de "darle soporte moral".
El comentario hizo temblar los cimientos del Buckingham Palace. En una actitud sin precedentes en la realeza britanica, despues de la publicación en el diario The Mail, de Londres, el principe Eduardo tomó la decisión de negar abiertamente a la prensa britanica que el sea homosexual. "El comentario es absurdo. Yo no soy homosexual".

Pero la enérgica negativa del principe al periodico londinense Daily Mirrow llego demasiado tarde. La noticia sobre su supuesta relación homosexual le habia dado la vuelta al mundo en numerosas publicaciones que reprodujeron las insinuantes declaraciones de Dempster. Por años, Eduardo de Inglaterra ha tenido que luchar contra la imagen de ser el miembro "más débil" de la familia real britanica. Hace dos años, esta reputación creció cuando el principe abandonó el servicio militar en la Marina Real, por considerar el entrenamiento "demasiado rudo". Los rumores acerca de su homosexualidad habian empezado a circular y se aumentaron cuando Eduardo comenzó a trabajar como actor y asistente de produccion en una compañía de teatro. Si bien la homosexualidad en la realeza no es cosa del otro mundo, lo cierto es que hasta el momento nadie se habia atrevido a publicarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.