Lunes, 23 de enero de 2017

| 2008/08/23 00:00

El nuevo Harry Potter

Ya llegó el reemplazo de los libros del mago adolescente. Ahora hacen furor en el mundo las historias de jóvenes vampiros escritas por Stephenie Meyer.

El nuevo Harry Potter

Todo comenzó con un sueño. En él, una joven hablaba con un apuesto muchacho que brillaba en una pradera bañada por el sol. Para su sorpresa, se trataba de un vampiro que no se quemaba con la luz. Así nacieron Bella y Edward, el 2 de junio de 2003, en la mente de Stephenie Meyer. Hasta entonces, a sus 29 años, ella era una ama de casa dedicada a sus tres hijos en Phoenix, Arizona. Aquella escena la impulsó a escribir todas las noches mientras su familia dormía, acompañada sólo de la música de Muse, Coldplay y My Chemical Romance. En tres meses completó más de 500 páginas de su novela para adolescentes Twilight (Crepúsculo), la primera de una saga de cuatro libros que ha cautivado a los jóvenes norteamericanos y cuya fiebre ha ido contagiando al mundo entero.

Desde su aparición en 2005, Meyer ha vendido en Estados Unidos alrededor de 10 millones de copias de esta serie de vampiros, hombres lobo y un triángulo amoroso. Su éxito ha sido tal, que la escritora es considerada la nueva J. K. Rowling, la creadora de Harry Potter. La comparación es inevitable, pues el lanzamiento de Breaking Dawn (Amanecer), el capítulo final de la historia de Bella y Edward, a las 12:01 de la madrugada del pasado 2 de agosto, produjo hordas de fanáticos vestidas como los personajes, que esperaban en las librerías norteamericanas. "Nunca habrá otra J. K. Rowling. Es demasiada presión para mí", asegura Meyer al aclarar que su éxito se debe precisamente al cambio que la autora británica produjo en la industria: ahora los más jóvenes son capaces de leer libros largos, y los adultos pueden disfrutar novelas escritas para niños.

Su historia, como la de Rowling, ha sido mágica. Meyer nunca antes había escrito, y cuando terminó Twilight, se dedicó a buscar agentes literarios por Internet para ver si a alguien le interesaba su trabajo. Finalmente la editorial Little, Brown escogió el suyo de entre una enorme pila de aspirantes y al poco tiempo Meyer ya había firmado un acuerdo de 750.000 dólares para escribir tres libros. "Yo estaba esperando 10.000 para pagar mi minivan", contó en una entrevista a Entertainment Weekly.

Recuerda que en un principio en la editorial hubo cierta prevención porque es mormona, y aunque advierte que sus personajes no lo son, al igual que ella, no beben ni fuman. "Tuve algunas presiones para incluir una gran escena de sexo, pero hay miles de sitios donde este tipo de cosas se puede encontrar", explica. Aun así, como asegura la revista Time, "los libros de Meyer son tan particulares porque tratan del erotismo de la abstinencia".

La popularidad de su obra ha ido creciendo con cada uno de sus textos. "Cuando salió 'Twilight', máximo había 15 personas en las librerías. Incluso, en una ocasión no hubo nadie. Luego, al comienzo del tour de 'New Moon' ('Luna nueva'), tuvimos 150, y al final, 400 personas. En 'Eclipse' llegamos a 2.200 para una sola jornada de firmas", dijo a SEMANA Elizabeth Eulberg, la publicista de Meyer. Esta tercera novela fue conocida como la que "eclipsó el último libro de Harry Potter" porque se lanzó sólo dos semanas después de este y le quitó el primer lugar. De Amanecer, se vendieron 1,3 millones de copias el primer día y en 45 minutos 8.000 boletas para el tour de lanzamiento. Entre los cientos de clubes de fans hay uno de mayores de 25 años llamado 'Twilight Moms', y en Colombia existe desde noviembre 'Conexión Vampírica': "En la pasada Feria del libro nos disfrazamos de vampiros. Éramos como cinco y ya vamos en 300 miembros en todo el país", cuenta Cindy Roa, de 16 años, presidenta del club que espera con ansias la llegada en octubre del cuarto libro en español.

Este ha sido el mejor año para Meyer pues, aunque aparentemente ya publicó el final de la historia, está escribiendo Midnight Sun (Sol de medianoche), un texto paralelo a Twilight, contado desde la perspectiva de Edward. Y sin duda con el lanzamiento de la primera película en noviembre habrá furor vampiresco para rato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.