Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2013 12:00:00 AM

El nuevo libro de Raúl Cuero

'La orfandad de la nueva generación' es el tercer trabajo literario del investigador colombiano.

Luego de la polémica suscitada por un artículo publicado en el diario El Espectador en el cual se cuestionan sus logros académicos y profesionales, el investigador Raúl Cuero llevó a cabo este 6 de noviembre el lanzamiento de su último libro 'La orfandad de la nueva generación' en la Universidad del Rosario, en Bogotá.

Cuero fue presentado por el decano de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad, Leonardo Palacios, quien ofreció su “solidaridad por las confrontaciones que sufre y que sólo son destructivas”, expresó sentirse honrado de tenerlo en el claustro y lo invitó, satíricamente, a investigar "el gen caníbal" que lleva a los colombianos a "atacar y destruir".

Aunque el mismo científico no hizo referencia a la polémica en sí, afirmó que "no pensó que fuera a regresar al país", y que se encuentra satisfecho por llevar a cabo su proyecto literario con una agencia publicitaria colombiana.  

"Me encantaba tomar exámenes, siempre era el primero en la banca, tenía un sentido de competitividad. Yo eyaculaba en los exámenes. Luego les explico el sentido de la conexión neuronal con la conexión hormonal", dijo.

En cuanto al contenido de su trabajo, el científico hizo un recorrido por su infancia en Buenaventura y su interés por la investigación: "yo fui inventor antes de ser investigador. Me sentía huérfano en Colombia, pero esa sensación disminuyó cuando me fui para Inglaterra y Estados Unidos. (En Colombia) falta unidad e identidad; falta un patrón parental".

El científico también recomendó exponer a los niños desde temprana edad a diferentes ambientes rodeados de personas y animales para fomentar su creatividad. Agregó que qos infantes, por esencia, no son creativos, sino curiosos. "Por eso es importante que interactúen con la naturaleza, donde aparece todo lo que se quiere crear y en la cual se puede tener identidad con la parte intrínseca".

También resaltó los problemas generalizados de la ecuación en el mundo, especialmente en la sociedad latina: “(que las personas tengan) La oportunidad de ejercitar su potencial intelectual como homo sapiens. Esto le da armonía a la persona cuando se reconcilia como tal y no como un homo simplemente vulgar”, señaló Cuero.

Por otro lado, indicó que las universidades tienen "el reto de volver a los sistemas naturales orgánicos de enseñanza". En su opinión, los estudiantes de ciencia deben tomar más de cinco horas de ciencias humanísticas o de arte humanístico: "por eso tenemos una sociedad llena de orfandad, porque los sistemas educativos perdieron esa habilidad de unir los cursos humanísticos con los de ciencia".

"No hay que confundir ciencia con tecnología. La ciencia tiene que ver con lo desconocido, con el proceso, y la tecnología con lo conocido, con lo inmediato", dijo.

Cuero, además, aseguró que los países que crean innovación son aquellos que combinan las ciencias con las artes y no los que crean tecnología. "No se sale de la orfandad recilando, sino creando...Yo fui inventor antes de ser investigador", dijo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.