Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/1996 12:00:00 AM

EL NUMERO UNO

El gobernador del Valle del Cauca, Germán Villegas Villegas, ha demostrado que no es necesario ser un antipolítico para ganar el apoyo de la comunidad.

En la era de los antipolíticos el gobernador del Valle del Cauca, Germán Villegas Villegas, está empeñado en devolverle la credibilidad a los políticos. Y, a juzgar por los recientes sondeos de opinión, talparece que lo está logrando. La última encuesta realizada por la firma Gallup Colombia en torno al grado de aceptación de los habitantes de cada uno de los departamentos sobre el desempeño de sus mandatarios regionales, lo colocó en primer lugar entre los gobernadores más populares con un 81 por ciento, tres puntos por encima de lo obtenido hace tres meses y 21 puntos por encima de la estrella del momento, el antioqueño Alvaro Uribe Vélez, segundo en la lista de preferencias.Es que, sin hacer mucho ruido pero con resultados efectivos, Villegas ha logrado ganarse la confianza de los vallecaucanos con una fórmula que muy pocos gobernadores logran: cumplir con sus compromisos.Villegas estrenó el sistema que lo tiene encaramado en la cima de la popularidad hace seis años cuando asumió la alcaldía de Cali. En una época en la que no eran muchos los que creían en las promesas de los políticos, Villegas diseñó una estrategia que recogería sus frutos. Desprendido de las mañas de los políticos de marras, el dirigente conservador invitó a la comunidad a firmar pactos de compromiso en la realización de obras urgentes y viables en aras de solucionar las necesidades básicas de los habitantes. Pero como todo eso era para los ciudadanos un cuento de vieja data, sus ofertas fueron respaldadas en escritura pública. Al final de su mandato, Villegas no sólo había llevado a cabo las 600 obras con las cuales se comprometió en campaña, sino que ejecutó unas 500 más. Este récord, aparte de elevarlo en las encuestas de credibilidad, lo hizo merecedor de la mención al mejor alcalde de Colombia.En su candidatura a gobernador adoptó el mismo mecanismo, con los resultados actuales. Amigo de observar los problemas sobre el terreno, vive recorriendo el departamento escuchando quejas y ofreciendo soluciones. Bajo el lema de que su gobierno es de concertación y no de confrontación, ha sacado adelante el que es considerado uno de sus planes bandera: la estrategia de seguridad integral, que consiste en satisfacer las necesidades básicas de las zonas más deprimidas del departamento con el ánimo de disminuir la delincuencia. A pesar de que ha invertido buena parte de los recursos en el desarrollo de proyectos de infraestructura como el plan vial, la reconstrucción del ferrocarril del Pacífico y la profundización del puerto de Buenaventura, antes de intentar ganar la gloria con obras faraónicas prefiere dedicarse a las dificultades cotidianas de los municipios. Esta ha sido la clave de su mandato.Y aunque algunos tilden su actitud de populista lo cierto es que, con su administración, Germán Villegas ha demostrado que no se necesita ser precisamente un antipolítico para ganar el respaldo de la comunidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.