Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/09/30 00:00

El otro Hitler

Antes de concebir su plan para que la raza aria dominara el mundo, Adolfo Hitler soñaba con ser pintor.

Antes de concebir su plan para que la raza aria dominara el mundo, Adolfo Hitler soñaba con ser pintor. Entre 1915 y 1918 el entonces soldado que servía de enlace entre las tropas bávaras en la Primera Guerra Mundial se habría inspirado con los paisajes de la frontera entre Bélgica y Francia para crear su obra. Una serie de 21 acuarelas de aquellas épocas atribuidas al Führer, y que habrían sido encontradas en una granja en esa zona en los años 80, fueron subastadas en Lostwithiel, un pueblo turístico del condado de Cornualles, en el extremo suroccidental de Inglaterra. El evento fue realizado por subastadores de la firma local Jefferys que, aunque no pudieron demostrar la autenticidad de las pinturas, las vendieron en 298.000 dólares. Sin embargo, además de las firmas AH o A Hitler que aparecen en las esquinas de los cuadros, se sabe que los propietarios anónimos sometieron a prueba el papel para comprobar su antigüedad y determinaron el parecido entre los sitios en los que habría estado el cabo con su regimiento y las imágenes. Los subastadores reconocen que su valor no es artístico sino histórico, y algunos críticos han dicho que es la obra de "un 'amateur' sin talento". Al parecer el joven Hitler era un artista frustrado y solía pintar este tipo de acuarelas de pequeño formato y venderlas después de ser rechazado por la Academia de Artes de Viena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.