Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2005/01/16 00:00

El patriarca gay

Un nuevo libro afirma que Abraham Lincoln, uno de los presidentes más queridos y una figura determinante en la historia de Estados Unidos, era homosexual.

C.A. Tripp, el periodista que escribió el libro, afirma que Lincoln sólo se entendía bien con los hombres y que en su vida se relacionó con muy pocas mujeres.

ESTA SEMANA LOS dos medios más importantes de Estados Unidos, la revista Time y el diario The New York Times, coincidieron en comentar en su columna de libros la misma publicación: El mundo íntimo de Abraham Lincoln, escrito por el periodista C.A. Tripp. La coincidencia no se debe a la calidad literaria de la obra sino a sus escandalosas afirmaciones sobre la orientación sexual del presidente Abraham Lincoln. Desde luego la hipótesis del libro, que Lincoln era homosexual, ha generado gran controversia en su país. Los conservadores consideran la afirmación un gran insulto pues ven en él la personificación de los valores estadounidenses, mientas que los activistas gays están felices ya que han adoptado a Lincoln como a un mártir más de la lucha por sus derechos. Lincoln siempre fue una figura controversial y tenía tantos enemigos que en 1865 fue asesinado. El libro, que pretende ser una exhaustiva biografía del XVI presidente de Estados Unidos, afirma que Lincoln siempre se rodeó de hombres y que sus pocas relaciones con mujeres fueron caóticas. Tripp sostiene que la primera relación homosexual de Lincoln fue a los 22 años, cuando se fue a vivir a casa de uno de sus mejores amigos, Billy Green. Los dos muchachos habitaban una pequeña casa en New Salem, Illinois, y allí compartían casi todo, incluso la cama. El libro nunca dice que fueron amantes, pero sí asegura que Green comentó varias veces que Lincoln le atraía. Seis años más tarde el futuro presidente se mudó a Springfield, capital del mismo estado, y conoció a quien se convertiría en su mejor amigo: Joshua Speed. Los dos jóvenes vivían en una residencia estudiantil y también compartían la cama. El libro cita a algunos compañeros de la época diciendo que en la residencia había camas de sobra, pero que Speed y Lincoln preferían dormir juntos. También presenta unas cartas dirigidas a Speed en las que el presidente firmaba "tuyo para siempre". A los 33 años se casó con Mary Todd, pero Tripp asegura que se trataba de una relación conflictiva y describe a la señora Todd como "explosiva y demente". De todas formas Lincoln vivió con su esposa hasta su muerte y tuvo cuatro hijos con ella. Cuando se convirtió en presidente de Estados Unidos, en 1860, Lincoln tuvo relaciones muy cercanas con varios hombres. Uno de ellos fue el joven coronel Elmer Ellsworth, a quien describió como "el más maravilloso jovencito que he conocido". Ellsworth murió unos años después durante la Guerra de Secesión en el campo de batalla, por lo que el presidente Lincoln sufrió mucho. Otro de los supuestos compañeros fue el capitán David Derickson, quien era el encargado de su seguridad. Según el libro, cuando la primera dama se iba de vacaciones, el capitán Derickson pasaba las noches en el cuarto del presidente e incluso compartían la pijama. Pero lo que parece contradecir este supuesto romance es que el capitán era un hombre casado y padre de 10 hijos. Ambas publicaciones también coinciden en que los argumentos del autor de la biografía son puras conjeturas. Es cierto que Lincoln sí tuvo muy buenos amigos y pocas compañeras, pero esto no significa que fuera homosexual. E incluso, si lo fuera, no le quita ningún mérito histórico. Poco importa si Lincoln fuera o no homosexual, lo relevante de su vida es su lucha por la abolición de la esclavitud, los derechos individuales y los valores de la democracia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.