Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/2012 12:00:00 AM

El profeta del 'reggae'

Un nuevo documental explora, a través de videos y canciones inéditas, los orígenes contradictorios de Bob Marley, fallecido hace 31 años y símbolo del movimiento rastafari.

Entre los varios géneros y subgéneros del cine, hay uno que no hace parte del canon, pero del que salen ejemplos casi todos los años: el rockumental. Como su nombre lo indica, es un híbrido entre el documental y el concierto filmado (casi siempre de música rock) cuyos orígenes suelen remontarse al clásico Don't Look Back, el retrato de Bob Dylan que hizo el cineasta D. A. Pennebaker en 1967. Y parece ser muy popular entre algunos cineastas consolidados: solamente Martin Scorsese suma cinco, sin contar su labor como camarógrafo en las filmaciones del concierto de Woodstock y el aclamado perfil del beatle George Harrison que apareció el año pasado.

A esta oleada de documentales acaba de sumarse Marley, una mirada de dos horas y media a la gran figura de la música jamaiquina Bob Marley, lograda por el director Kevin Macdonald. Con el apoyo de la familia del cantante -principalmente su viuda Rita y su hijo Ziggy-, la película se plantea el reto de presentar la figura del 'profeta del reggae' a las nuevas generaciones, las que nunca pudieron verlo en vivo y que quizá no conocen sus discos originales sino únicamente Legend, el compilado de grandes éxitos que ha vendido 25 millones de copias desde que salió en 1984.

La película está cargada de escenas musicales, fragmentos de conciertos e incluso canciones inéditas pero, más allá de los detalles, es la exploración de los orígenes del músico que llegó a ser tan importante que hoy en Jamaica su fecha de cumpleaños es fiesta patria. Bob Marley era hijo de una mujer jamaiquina y un oficial británico, una mezcla racial que desde pequeño lo hizo sentirse rechazado en todos los círculos: era demasiado negro para los blancos y demasiado blanco para los negros. Para Macdonald esta experiencia fue forjadora del mensaje de su música: la meta de una hermandad internacional e interracial, como cantaba en One love ("un amor, un solo corazón, juntémonos y sintámonos bien").

Hasta cierto punto, la película parece ubicar a Marley entre otros íconos de tiempos pasados. La famosa foto de la portada del álbum Catch a Fire (con sus trenzas, su mirada adormilada y el infaltable cigarrillo de cannabis) bien puede estar al mismo nivel de las imágenes clásicas del Che Guevara o John Lennon. Con una diferencia: Bob Marley era mucho menos político. Su proyecto de una igualdad mundial tenía que ver más con un sueño espiritual y, aunque hubiera aplaudido cualquier iniciativa en ese sentido, estaba demasiado ocupado escribiendo canciones como para liderarlo. Dormía solo cuatro horas, el resto del día lo dedicaba a la música.

El filme ahonda en momentos agridulces de la vida del cantante, como el atentado que casi le cuesta la vida en 1976, y por primera vez muestra las escenas de un concierto de 1978 en el que llamó al escenario a los enemigos políticos Michael Manley y Edward Seaga, y los hizo estrecharse las manos mientras cantaba Jammin. Un gesto que algunos sociólogos ven como el inicio de la restauración de la paz en Jamaica. Las reacciones al documental han sido cálidas, empezando por las declaraciones de Ziggy, que escribió en su blog: "Ha sido muy emocionante. Es la película más personal que pueda verse sobre mi papá. Garantiza lágrimas y sonrisas".

Y los resultados de taquilla confirman que Marley se resiste a ser una figura del pasado. En febrero de 2011, en conmemoración de los 30 años de su muerte, la disquera Universal lanzó Live Forever, la grabación de su último concierto, que dejó felices a sus fanáticos. Hoy esa misma horda mundial hace fila para ver el rockumental. Bien lo dijo Rita Marley en el lanzamiento del disco póstumo: "Escuchar estas canciones ahora y compartirlas con las nuevas generaciones demuestra que Bob es tan relevante hoy como hace 30 años".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.