Sábado, 21 de enero de 2017

| 1995/11/13 00:00

EL REGRESO DE LOS BEATLES

En noviembre, los tres sobrevivientes del grupo de Liverpool lanzarán una antologìa con sus canciones olvidadas de los 60 y la participación tecnológica de John Lennon.

EL REGRESO DE LOS BEATLES

ESTE DICIEMBRE se cumplen 25 años desde que los Beatles grabaron por última vez juntos. Durante este tiempo sus fanáticos se volvieron calvos y barrigones esperando el día del regreso y los nuevos admiradores recopilaron todo lo que habían producido. No fueron pocas las veces en que se dijo que los tres sobrevivientes del cuarteto de Liverpool volverían a grabar juntos. Lo que nadie sabía era que desde hace dos años Ringo Starr, Paul McCartney y George Harrison han estado reuniéndose en secreto con su productor e ingeniero originales, George Martin y Geoff Emerick, en el viejo estudio londinense de Abbey Road. ¿El resultado? La Antología de los Beatles, cuyos temas tienen el nostálgico sabor original de los años 60. Y, gracias a la magia de la nueva tecnología, también estará con ellos John Lennon.
Cuando el mundo pensaba que todo lo de los Beatles estaba publicado, la compañía disquera EMI ha anunciado para el 20 de noviembre el lanzamiento de nueve álbumes y un video, realizados con material nunca visto u oído del famoso cuarteto. Como se sabe, los temas que figuran en las antologías de los Beatles ya no les pertenecen. En 1985, Michael Jackson compró por 60 millones de dólares los derechos de todas las canciones -200- del grupo. Pero Apple, compañía de la cual son propietarios Ringo, Paul y George y los herederos de John, ha rebuscado en los archivos los restos del pasado. La antología contiene cerca de 150 canciones olvidadas.
El plato fuerte de estas reliquias en CD es una nueva balada de John Lennon, llamada Free As a Bird (Libre como un pájaro), que proviene de una grabación monofónica hecha en los 70, de la cual los otros Beatles no tenían conocimiento hasta hace dos años, cuando Yoko Ono se la cedió. Emocionados, los tres sobrevivientes del grupo la completaron. Mientras la voz de Lennon y sus acordes del piano llegan al estudio por los parlantes, Ringo, McCartney y Harrison tocan el bajo, la batería y la guitarra, recreando al grupo original con la tecnología moderna.
Esta canción no sólo hizo pasar a la historia la vieja enemistad de los Beatles con Yoko. Luego de la semana que duró la grabación, la idea del nuevo álbum empezó a tomar forma. Martin y Emerick empezaron a buscar en los archivos y un año después tenían en sus manos oro en polvo: 600 cintas de versiones que los Beatles grabaron hace 30 años, en sus casas y en estudio, en interpretaciones en vivo y en sesiones de radio y televisión y que, desde entonces, nadie ha escuchado. Otra de esas piezas es In Spite of All Danger (A pesar del peligro) que Paul McCartney escribió y grabó en 1958, cuando él, Lennon y Harrison todavía se llamaban los Quarrymen. También hay una canción perdida de George Harrison, You Know What to Do (Tú sabes qué hacer), que desde mediados de los 60 estuvo entre un archivador.
Ningún detalle ha sido pasade por alto en el propósito de crear un auténtico disco de los 60. Aunque el álbum fue hecho gracias a la nueva tecnología, Martin reconstruyó el estudio de Abbey Road, donde las canciones fueron originalmente grabadas, para crear una acústica idéntica y EMI consiguió viejos equipos para que el nuevo material fuera mezclado en el estilo auténtico (y no digitalmente, que es como se graba hoy un material de archivo) para respetar lo que eran los Beatles y se oigan tal y como entonces. Por eso, aunque Lennon haya fallecido, puede decirse que esta es la primera producción de los Beatles después de su muerte legal, ocurrida en diciembre de 1970. Y si todo sale como está planeado, los Beatles estarán el próximo año en el número uno, al igual que en 1963.
En opinión de muchos, 30 años después la beatlemanía está a punto de estallar otra vez. Se espera que en los próximos 12 meses se venderán más de 20 millones de álbumes. Y los cálculos no parecen estar errados. Desde cuando juraron no volver a grabar juntos, la demanda por material de los Beatles se resiste a disminuir. Hace un año, la colección Los Beatles en Vivo, con 56 temas de sesiones grabadas para la BBC, se agotó en 24 horas y en los siguientes 10 meses se han vendido seis millones de copias. Las cifras prueban que un cuarto de siglo después de su desaparición, los Beatles siguen vivos: el año pasado, en Inglaterra ganaron más que los Rolling Stones, sus eternos rivales, quienes tienen la ventaja de estar todavía juntos, grabando y en gira permanente.
Aunque la idea del álbum data de hace sólo dos años, el camino para convertirse de nuevo en la primera banda musical del mundo se inició realmente en 1989. Entonces, Neil Aspinall, el jefe en Apple, convenció a los tres Beatles sobrevivientes de que era el momento perfecto para hacer un nuevo registro de su propia historia. Después de seis años, está listo también un documental de televisión -Antología de los Beatles-, que parte desde el 6 de julio de 1957, cuando en una fiesta de parroquia en Liverpool, un muchacho de 16 años llamado John Lennon conoció a otro de 15, llamado Paul McCartney. La serie será vendida al mundo por una suma estimada en 50 millones de dólares.
No deja de ser irónico que mientras muchos de los dinosaurios del rock están todavía sudando la camiseta en los escenarios, los Beatles hayan vivido 25 años de su fortuna y estén a punto de obtener de nuevo millones de dólares por cuenta de la nostalgia de un mundo que nunca los olvidó. Pero la verdad es que gracias a las canciones que una vez desecharon y a las cintas que ni siquiera recordaban haber grabado, los Beatles volverán para confirmar su puesto en la historia. No sólo como la más grande banda de todos los tiempos sino como uno de los fenómenos musicales más importantes del siglo XX.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.