Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2009 12:00:00 AM

El reportero invencible

Ocho décadas después del primer trazo de Hergé, Tintín todavía es famoso alrededor del mundo. Tanto, que Steven Spielberg planea una trilogía sobre el periodista.

El reportero más famoso del siglo XX cumple 80 años. Pero no parece viejo ni cansado. Todo lo contrario: con la misma agilidad de hace varias décadas salta de un tren a otro en movimiento, escala por montañas escabrosas, conduce tanques, pelea con tiburones y cocodrilos, y viaja por todos los rincones de la Tierra y hasta por la Luna. Sus objetivos son siempre los mismos: luchar por la justicia, proteger a los débiles y buscar la verdad.

Su nombre, Tintín, es conocido alrededor del mundo. Tiene un copete pelirrojo, usa nickers y viaja siempre con su fiel amigo, un fox terrier llamado Milú. Sus compañeros de aventura no son pocos: los torpes investigadores Hernández y Fernández, la diva Bianca Castafiore y el sordo profesor Tornasol. Pero entre todos se destaca el capitán Haddock, un hombre barbado, de carácter fuerte, a quien le encanta maldecir y tomar whisky, y quien frecuentemente salva al reportero cuando está en peligro.

Y Tintín siempre está en peligro, pues lucha contra la mafia y el tráfico de estupefacientes. Combate a falsificadores de billetes y se escapa del abominable hombre de las nieves en las cumbres del Tíbet. Cada aventura de este joven nacido en Bélgica lo enfrenta a personajes oscuros que quieren matarlo de cualquier manera pero él, a veces milagrosamente, siempre se salva. Y siempre sale victorioso.

Tintín parece más un detective que un periodista y sólo en su viaje por la Unión Soviética, el primero de su carrera por el mundo, menciona uno de sus reportajes. De resto, es poco lo que se sabe de su vida. No tiene pasado, no tiene identidad sexual y no se conoce su edad. Pero precisamente por eso es tan reconocido. "En realidad Tintín es una abstracción en la que cada lector encuentra una parte de sí mismo, aquella que cree en la justicia, en el valor de la amistad, en la defensa de los desfavorecidos y en la lucha por la dignidad del ser humano", contó a SEMANA el tintinólogo Joan Manuel Soldevilla, autor de cuatro libros sobre el reportero belga.

Tintín sólo tiene un familiar, que es incluso más reconocido que él. Se trata de Georges Rémi, su padre, conocido más como Hergé. Nació en 1907 en un suburbio de Bruselas, y sin haber hecho un curso formal de dibujo empezó a contar, exactamente hace 80 años, los acontecimientos del reportero trotamundos en el suplemento juvenil del diario conservador Le Vingtième Siècle. Fue el comienzo de una historia exitosa, en la que el caricaturista publicó 24 aventuras de Tintín, desde Tintín en el país de los Soviets hasta Tintín y los Pícaros, en 1976. También se consagró como el pionero de la 'línea clara', un estilo con colores fuertes, trazos gruesos y ausencia de sombras.

Desde ese comienzo en blanco y negro hasta que Hergé murió en 1983, el creador y su personaje vivieron una especie de vida paralela. De hecho, Hergé no dudó en afirmar "¡Tintín soy yo, soy yo en todas mis formas!" en el libro Tintín y yo: conversaciones con Hergé, de Numa Sadoul. Por eso no permitió, poco antes de morir, que la historia del intrépido reportero continuara. La última aventura, llamada Tintín y el arte alfa, quedó inconclusa para siempre. El periodista del mechón rojo estaba condenado a permanecer eternamente joven.

Lo que sí no ha terminado a pesar de la muerte del caricaturista son los sentimientos encontrados hacia Tintín y Hergé. Por un lado, la pasión es tanta que, por ejemplo, hay murales de Tintín en Bruselas y próximamente se revelará un fresco en una estación de tren. Hay monedas conmemorativas, estampillas y estatuas del personaje, se realizan con frecuencia festivales de Tintín y en junio de este año abrirá sus puertas un nuevo museo sobre Hergé. Se han vendido alrededor de 200 millones de copias de la historieta y han sido traducidas a más de 50 idiomas y dialectos, entre ellos el afrikáans, el malayo, el persa, el picardo, el serbo-croata y el esperanto.

Por otro lado, tanto el caricaturista como su personaje han estado envueltos en todo tipo de controversias. La razón principal es que las aventuras de Tintin, aunque ficticias, tienen casi siempre una implicación política. No es gratuito que, por ejemplo, el segundo libro de la saga haya tenido lugar en el Congo, la colonia belga más importante, y que se acuse a Tintín (y por tanto a Hergé) de racista y de maltrato animal cuando, como algunos colonialistas, el reportero decidió salir de caza.

No son las únicas críticas. Los pocos datos sobre la vida de Tintín han llevado a debates tanto para definir una posible homosexualidad como un carácter ultracatólico. Hergé no se salva, pues colaboró durante la Segunda Guerra Mundial con Le Soir, una publicación nazi y eso, aunque él mismo comentó luego que no cumplió ningún rol político y sólo lo hizo para seguir publicando, le valió para ser criticado como antisemita. Benoît Peeters, quien estuvo varias veces con el autor belga y escribió luego El Mundo de Hergé, comentó a SEMANA que "Hergé reconoció algunas veces haber cometido un error terrible al colaborar con 'Le Soir' y seguramente le faltó más autocrítica. Pero creo haberlo frecuentado lo suficiente para tener el sentimiento de que no era un horrible reaccionario ni un personaje fascista".

A pesar de las críticas hacia Hergé y su obra, lo cierto es que incluso la polémica puede haber servido para hacer más popular a Tintín. Hoy, ocho décadas después de su publicación, sigue siendo una de las tiras cómicas más exitosas del mundo. Tanto, que Steven Spielberg y Peter Jackson, directores respectivos de Indiana Jones y El Señor de los Anillos, aseguraron los derechos para producir una trilogía basada en la serie. Y aunque han tenido problemas porque en Estados Unidos Tintín no es tan popular como en Europa, lo que llevó a Universal Studios a no vincularse al proyecto, todo parece indicar que las grabaciones comenzarán durante el primer semestre de 2009 para tener la película lista en 2011.

Esto asegurará que la leyenda de Tintín, un héroe que nació en 1929, siga vigente por mucho tiempo más. Porque como dijo a SEMANA Numa Sadoul, "Tintín les habla a los niños como si fueran adultos y a los adultos que piensan como niños. Es anticuado, sí, pero sobre todo es eterno y universal".
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.