Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/03/23 00:00

EL REY DEL RATING

Con historias alucinantes, el libretista Julio Jiménez ha conseguido la hazaña de ser-durante 17 años- el creador de las telenovelas de mayor audiencia.

EL REY DEL RATING

JULIO JIMENEZ OPINA QUE EN LA TELEVIsión de este país no existen famosos sino personas populares. El frágil mundo de la pantalla, dice, crea estrellas fugaces, que en el momento en que terminan de hacer un papel importante son olvidadas por el público.
Esa teoría, sin embargo, pierde toda validez en su caso. Durante los últimos 17 años, el crédito Versión Original: Julio Jiménez, ha iniciado la emisión de las telenovelas de mayor impacto de la televisión en Colombia. Sus libretos van a la fija y una historia inventada por Julio consigue desplegar varios millones de tentáculos sobre una audiencia que hace honor a su preferencia por los dramatizados. Si se tratara de elegir a un "Rey del rating", ese, sin duda, sería Julio Jiménez.
Su éxito como libretista, que no conoce parangón en la historia de la televisión en Colombia, es producto de una mezcla de talento y trabajo que él ha sabido canalizar a través de su máquina de escribir. No son sólo sus historias, que muchos han llamado truculentas pero que en últimas no son más que la revelación televisada de la variada galería de tramas que suceden en este mundo de santos e impíos. Tampoco son sólo sus libretos, que tienen la virtud, no muy común en el medio, de encontrar en cada capítulo un "final en punta" que asegure audiencias pendientes de la hora de la telenovela. Son más bien sus personajes, a los que logra caracterizar con tal fuerza que terminan convertidos en figuras nacionales. "La abuela", el primer superéxito basado en un libreto original suyo, constituyó la primera serie en la que la "mala" era la viejita de la casa. Dionisio Pinzón -interpretado por Frank Ramírez- en "El gallo de oro" fue un maleante dominante y agresivo que terminó rompiendo el corazón de varios millones de televidentes. "Los cuervos" tuvo desvelado a medio país, en torno a una familia en la que convivían toda suerte de vicios y virtudes humanas. La más reciente "¿Por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha?", fue un caso único de fidelidad de la audiencia con una serie que se tomó 110 capítulos en contestar la pregunta, manteniendo un promedio de 42 puntos de rating. Ahora, Julio la está volviendo a hacer con la telenovela "En cuerpo ajeno" .
Unico hijo de una familia antioqueña, Julio dio muestras desde la temprana infancia de poseer una imaginación fuera de serie. En alguna ocasión, un siquiatra amigo le aconsejó que la canalizara, lo que él hizo primero escribiendo radionovelas y después telenovelas. Su obsesión en la vida, sin embargo, era dibujar comics y desde muy pequeño lo hacía con una habilidad impresionante. Solitario, disciplinado, supertrabajador, fanático del cine y de los libros, Julio Jiménez es poco televidente. Es más, el primer televisor que tuvo en su vida lo compró en 1976, el día en que fue emitido el primer capítulo de una telenovela escrita por él. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.