Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1998/11/30 00:00

EL SACRIFICADO

Con la muerte de Lenin Granados Colombia pierde a su primer escalador en el sueño de coronar la montaña más alta del mundo.

EL SACRIFICADO

Lenin Granados no pasará a la historia sólo por haber sido el primer colombiano que deja la vida en el intento de coronar el Himalaya. Permanecerá en la memoria de todos porque con su travesía quiso demostrar que en un país como Colombia, en el que los sueños parecen destinados a morir antes de convertirse en realidad, los soñadores y sus grandes empresas siempre son un motivo para mantener vivas las esperanzas. Con esta idea en su mente había partido el pasado 12 de agosto, al lado de un grupo de colombianos, en la expedición que tenía por objetivo llegar a lo más alto del monte Manaslú, el octavo más alto del mundo con 8.173 metros, una empresa comparable tan sólo con propósitos tan arriesgados como la llegada al Polo Sur o darle la vuelta al mundo en una embarcación a vela. El simple hecho de acoger este sueño de espiar el cielo, sentir a Dios y meterse dentro de sí mismo ante el sobrecogedor paisaje del Himalaya, fue la recompensa de los sacrificios iniciados hace 10 años, cuando dio sus primeros pasos como montañista en los nevados colombianos, equipado apenas con bolsas de plástico en los pies. Ni siquiera la devoción a su carrera de ingeniero pudo competir con la pasión que desde niño despertaron en él las montañas. El pasado 25 de octubre una avalancha lo separó de la cuerda que lo unía a sus camaradas de excursión y se lollevó para siempre adonde, paradójicamente, siempre quiso llegar a pie: al cielo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.