Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/09/29 00:00

EL SALTO DEL DELFIN

Con respaldo liberal y conservador el candidato a la Alcaldía de Cali, Francisco José Lloreda, lidera la renovación política de la capital del Valle.

EL SALTO DEL DELFIN

Por estos días la actividad política en el Valle del Cauca está que arde. El retiro forzado de hombres tan influyentes en la región como el ex contralor Manuel Francisco 'Kiko' Becerra y el alcalde deCali, Mauricio Guzmán, ambos involucrados en el proceso 8.000, ha desordenado el panorama político del departamento y de paso está abriendo las puertas de la renovación. Los más beneficiados han sido los movimientos conservadores liderados por Carlos Holguín Sardi y por Rodrigo Lloreda, y los independientes, que empiezan a ganar adeptos ante el desprestigio de la clase dirigente tradicional. Mientras Holguín disputa la gobernación con el independiente Gustavo Alvarez Gardeazábal, otro independiente con cabeza de delfín está arriba en las encuestas por la Alcaldía de Cali. Se trata de Francisco José Lloreda, Quico, hijo del ex designado Rodrigo Lloreda Caicedo, uno de los líderes del conservatismo en el Valle. Desde que inscribió su candidatura, a principios de agosto, las estadísticas lo han ubicado siempre en el primer lugar. La primera, de la firma Conceptos de Mercado, lo colocó en la cabeza de la lista con un 26 por ciento contra el 18 por ciento obtenido por su inmediato seguidor, el candidato conservador Ricardo Cobo. En la más reciente, del Centro Nacional de Consultoría, esa cifra aumentó a 32 por ciento, contra el 18 por ciento que repitió su rival. El caso de Quico no deja de ser particular. A pesar de tener el respaldo tácito de su padre, no son pocos los que afirman que su posición en las encuestas la ha obtenido por mérito propio. Se inscribió como independiente y no se considera lloredista. Sin embargo su trayectoria pública le ha hecho ganar la simpatía no sólo de liberales y conservadores por igual, sino de los independientes, que antes de ver en él un delfín más lo consideran un hombre fresco y sin vicios políticos. Abogado de la Universidad Javeriana con máster en administración pública en la Universidad de Columbia, a sus 32 años ha ocupado cargos como la secretaría privada de la Alcaldía de Bogotá durante la administración de Andrés Pastrana, la dirección de la Federación Colombiana de Municipios, la secretaría privada de la Alcaldía de Cali bajo el mandato de Rodrigo Guerrero y la dirección del Departamento Administrativo de Planeación Municipal con el recién destituido alcalde Mauricio Guzmán. Su labor en este último cargo fue tan eficiente que muchos opinan que buena parte de la imagen cosechada por el alcalde se le debe a él. Ahora que la política en el Valle está dejando amplios boquetes su imagen renovadora será su principal aliada en la lucha por la Alcaldía de la ciudad. Y aunque todavía no se puede cantar victoria, desde ya Quico Lloreda se ha convertido en el líder de una nueva generación de políticos que no han necesitado de la antipolítica para obtener resultados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.