Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2004/08/29 00:00

El sexo poder

Un libro de próxima aparición que narra las aventuras sexuales de una becaria en el Capitolio de Estados Unidos tiene temblando a Washington.

El diario de Jessica Cutler en Internet puso a temblar al Capitolio. En él se detallan las aventuras amorosas de la becaria con varios funcionarios del Congreso.

Monica Lewinski le salió competencia. Ahora el terror de los políticos estadounidenses es una joven de 26 años llamada Jessica Cutler, quien, al igual que su antecesora, ocupaba un puesto de becaria en Washington. Pero la historia de Cutler es aún más truculenta que la de Monica, pues la joven publicó sus andanzas en Internet y se rumora que acaba de recibir un adelanto de un millón de dólares de la editorial Hyperion para que escriba un libro con sus memorias sobre sus días en el Capitolio.

En los corredores del Congreso norteamericano Jessica es más conocida como 'Washingtonienne' (washingtoniana), nombre con el que ella se identificaba en el weblog que mantenía a modo de diario para que tres amigas suyas pudieran seguir el desarrollo de su vida amorosa en tiempo real. Trabajaba como practicante en la oficina del parlamentario conservador Mike DeWine, donde, según sus propias palabras, se dedicaba a "tirar a la papelera las cartas que le mandaban los votantes al senador". Pero en realidad gran parte de su día lo consagraba a actualizar su diario.

Y trabajo no le faltaba, pues Cutler salía con varios hombres al tiempo, entre ellos un miembro del equipo del senador Lieberman, en cuya oficina había trabajado antes de llegar a la de DeWine, y un alto cargo de una agencia gubernamental que había sido nombrado personalmente por el presidente George W. Bush. En una de las entradas de su diario Jessica, a pedido de sus amigas, hace la cuenta de con cuántos hombres está saliendo y luego de describirlos concluye: "Me estoy acostando con seis hombres. Qué asco". Sin embargo le resta importancia a la cifra diciendo: "Bueno, la semana tiene siete días".

Pero sin duda uno de los detalles que más ha escandalizado al público norteamericano es que algunos de sus amantes le pagaban por sus favores sexuales. "Muchos de mis gastos son amablemente subsidiados por unos cuantos generosos caballeros. Estoy segura de que no soy la única que consigue dinero extra de esta manera: ¿quién puede sobrevivir ganando 25.000 dólares al año?", se pregunta Jessica en su diario. Uno de sus amantes habituales, el alto cargo de la agencia gubernamental, llegó a pagarle 400 dólares por encuentro, algo que ella describió en una entrevista con el diario The Washington Post como "más un regalo que el pago por un servicio". Pero Jessica nunca tuvo problema en recibirlos: "Qué puedo decir, me gusta el dinero".

Sólo 13 días después de comenzar su diario virtual, en la fecha de su cumpleaños número 26, Jessica recibió un mensaje instantáneo de una de sus amigas y lectoras: "Dios mío, eres famosa". Antes de que pudiera descifrarlo, un segundo mensaje titiló en la pantalla de su computador: "Tu blog (abreviatura de weblog) está en Wonkette". Wonkette es una página dedicada a publicar chismes de la política estadounidense que por una llamada anónima había encontrado el diario de Jessica.

Pronto todo el Capitolio tenía una copia del blog de Cutler, incluyendo a sus amantes. Antes de finalizar el día Jessica fue despedida de su trabajo por "utilizar los equipos del Senado y el horario laboral para publicar material ofensivo en Internet".

Desde entonces los medios estadounidenses se han dedicado a especular sobre la identidad de los amantes de Cutler, pues en su diario ella sólo los identifica por medio de iniciales. Aunque en varios blogs se han publicado posibles nombres, y hasta fotografías, ella se ha negado a confirmar cualquier información al respecto diciendo que no quiere meter a nadie en problemas. Falta ver si cambia de idea cuando escriba su libro.

Desempleada y con su reputación por el piso, Jessica se ha dedicado a sacar el mejor provecho de su situación. Además del libro, Jessica recibió 100.000 dólares por posar para la revista Playboy en una edición que circulará en noviembre. También ha sido invitada a varios programas de televisión y su historia ha sido publicada en varias revistas. Aunque muchos creen que todo se trata de un ardid publicitario que la misma Cutler planeó para obtener sus "15 minutos de fama", ella insiste en que jamás pensó que alguien encontraría su pequeño diario en el vasto universo de la red. Lo curioso es que, al contrario de muchos otros blogs diseñados sólo para que accedan a ellos personas específicas, el de ella nunca tuvo una contraseña de ingreso.

Planeado o no, lo cierto es que seguramente el libro de Cutler se venderá como pan caliente. Entonces dejará de ser la becaria que aterrorizó al Capitolio para convertirse en escritora de best sellers de segunda.

Páginas relacionadas
http://washingtoniennearchive.blogspot.com/

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.