Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/19/2011 12:00:00 AM

El súper profesor

Gregg Breinberg creó uno de los coros infantiles más famosos y originales de Estados Unidos. Sus pupilos ya tienen 30 millones de visitas en YouTube y fueron escogidos para cantar en los Óscar.

Unos sesenta niños, de 10 y 11 años, bailan, sacuden los brazos y cantan el pegajoso tema de Beyoncé Single Ladies. Mientras, Gregg Breinberg, su profesor de música, toca la guitarra y salta como si fuera uno de ellos. No son más que un grupo de estudiantes de quinto de primaria de un colegio público neoyorquino, y, aun así, tienen a los asistentes a la gala previa de los premios Billboard al borde de las lágrimas. Entre los miembros del público se encuentran Lady Gaga y Beyoncé, quienes durante el concierto aplauden conmovidas. "¡Fabuloso, perfecto, increíble!", grita la reina de las excentricidades. "Casi lloro, parecen unos angelitos", concluye su colega.

La emoción que despiertan estos pequeños de la escuela elemental PS 22, ubicada en el distrito de Staten Island, los ha hecho tan famosos que ahora son ellos, y no los autores de las canciones que interpretan, los que se roban el show. Gracias a sus videos caseros, que hoy registran 30 millones de visitas en YouTube, el presidente Barack Obama los invitó a presentarse en la Casa Blanca en 2009. Su éxito ha venido en ascenso y, en diciembre pasado, la actriz Anne Hathaway llegó de sorpresa al colegio para contarles que el 27 de febrero cantarán en los Óscar.

Pero ¿qué han hecho estos niños para merecer semejante privilegio? "Gran parte de su éxito se debe a que sienten la música genuinamente", explicó a SEMANA Breinberg o 'Mr. B', como lo llaman sus estudiantes. Al contrario de los coros tradicionales, en este sus integrantes pueden expresarse como quieran. "No tienen que estar tiesos, con el pecho afuera y el estómago apretado. Quiero que transmitan emociones, y eso no ocurre si los alineas como si fueran soldados". La otra clave está en el moderno repertorio, que incluye canciones de Coldplay, Michael Jackson, U2, Kylie Minogue, Survivor...

Algunas de estas estrellas les han ofrecido grabar un CD, y empresarios les han propuesto hacer un documental y protagonizar la nueva campaña de Coca-Cola, pero el Departamento de Educación de Nueva York no les ha dado permiso. Mr. B dice, sin embargo, que la compañía de gaseosas los copió: "Trataron de que se parecieran a nosotros, pero a mí no me interesa la plata. Lo importante es que los niños aprendan a amar la música".

En 2000, un año después de entrar a trabajar a PS 22, convenció a las directivas de crear un coro nada convencional. "Me acuerdo que cuando yo era estudiante me tocaba cantar canciones que odiaba", admite. Por eso, en lugar de obligarlos a ensayar temas anticuados, los animó a escoger la música de sus artistas favoritos.

Recién terminó la universidad, Gregg no tenía claro qué iba a hacer. "Sabía que no tenía buena voz, pero era bueno escribiendo arreglos". Al principio daba clases de piano y guitarra, hasta que sus papás lo presionaron para que buscara un empleo estable. Entonces decidió hacer una maestría en Educación. Dos años después, lo contrataron en PS 22 y de inmediato sintió una gran empatía con los niños, muchos de los cuales provenían de hogares humildes o disfuncionales. "Algunos han sido rechazados o abusados, por lo que es muy esperanzador verlos cantar tan entusiasmados". Desde la creación del coro los resultados saltan a la vista: los alumnos han mejorado sus notas, los papás están felices y cada año cientos de pequeños se presentan a las audiciones.

"En los ensayos, siempre pensé que ocurría algo especial", admite Breinberg, quien empezó a subir a Internet los videos de sus estudiantes cantando música de Tori Amos en 2006. Al poco tiempo, el bloggero de las estrellas Perez Hilton los publicó en su página y enseguida se disparó la popularidad del grupo: hoy Amos es una de sus más fieles seguidoras, Ashton Kutcher se la pasa publicando en su Twitter links con sus grabaciones y Oprah Winfrey los recomienda. Y aunque ya han pasado cinco años desde que el coro saltó a la fama, cada vez que una celebridad va a visitarlos a la escuela, los niños rompen en gritos de alegría: "Es porque todavía lo estamos asimilando".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.