Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/1996 12:00:00 AM

EL WOODYGATE

El anuncio de Mia Farrow sobre sus memorias ha sido recibido como una venganza hacia Woody Allen, su compañero durante 12 años. La autobiografía ha puesto de nuevo sobre el tapete a la pareja, cuya relación terminó en batalla legal cuando Mia descubrió los amoríos con su propia hija adoptiva, la coreana Soon Yi Previn. Al parecer, la actriz no ahorra espacio para desahogar todo el odio y resentimiento que guarda hacia Allen, no solo por aquel episodio sino por el supuesto abuso sexual que cometió con Dylan, otro de los hijos adoptivos de la actriz. Pero aunque muchos creen que Allen será la figura central del libro, todo indica que la actriz también hablará de los otros hombres en su vida, como el músico André Previn, el cantante Frank Sinatra y el pintor Salvador Dalí, con quien Mia, a sus 17 años, comía mariposas y recorría Nueva York en camiones de basura.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.