Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/02/03 00:00

Embajadores de Colombia

Para mejorar la imagen de un país no hay como que los extranjeros hablen bien de él. Y más aun si son reconocidos internacionalmente.

Para mejorar la imagen de un país no hay como que los extranjeros hablen bien de él. Y más aun si son reconocidos internacionalmente. Por eso la campaña Colombia es Pasión decidió otorgarles una distinción a cinco personajes españoles que desde diferentes campos "se han encargado de demostrar que Colombia vale la pena", explica la gerente, Ángela Montoya. Los escogidos fueron Enrique Ponce, el torero que no ha dejado de asistir a las ferias taurinas colombianas; el cantante Miguel Bosé, quien no sólo ha traído su música sino su apoyo al programa Más arte menos minas; César Alierta, presidente de Telefónica, una compañía que ha tenido la confianza para invertir y generar empleo en el país; la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada, gran admiradora del talento y la creatividad nacionales, y la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega. Al evento, que se llevó a cabo en la embajada de Colombia en Madrid, asistieron el vicepresidente Francisco Santos; la embajadora, Noemí Sanín; la ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra de la Espriella; el alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, y Juan Valdez. En uno de los momentos más emotivos, Enrique Ponce agradeció el gesto: "Las plazas de Colombia no son las más grandes, pero cuando toreo, escucho los olés más fuertes del mundo". Y aun más conmovedor fue el testimonio de Bosé, quien con voz entrecortada le recordó a Santos, su viejo amigo: "Tú y yo jugando en pañales, pringándolo todo en la casa de tu padre y ahora eres vicepresidente". Luego agregó que su padre, el torero Luis Miguel Dominguín solía decirle que Colombia era su novia. "¡Qué le voy a hacer! También tendrá que ser la mía", concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.