Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2017 10:15:00 PM

La pasión tardía de Zola

Se hizo famoso por sus novelas Thérèse Raquin, Nana y Germinal, por las causas por las que defendió y por ser el padre del movimiento naturalista de finales del siglo XIX, pero ahora sale a la luz un lado desconocido del francés Émile Zola. Se trata del material fotográfico que produjo y que, según varios expertos, demuestra que para el ícono francés tomar fotos era una pasión antes que un simple pasatiempo. La colección de imágenes pasó del célebre novelista a su hijo Jacques y luego a su nieto François Emile, quien murió en 1989. Ahora, en manos de un coleccionista privado luego de una subasta llevada a cabo por Artcurial, la faceta fotográfica de Zola sale a la luz y revela detalles interesantes. La fotografía llegó tarde en la vida de Zola, a los 48 años, pero la adoptó de lleno a sus 54. En los 8 años siguientes, justo antes de morir en 1902, el autor y periodista tomó más de 1.000 imágenes en una decena de cámaras, y desarrolló fotos y hojas de contacto en los varios cuartos oscuros que instaló en sus residencias. Zola utilizó formatos insólitos para registrar a sus amigos, a su familia, construcciones, trenes y animales, y jugaba con la luz, pues en sus palabras “dibuja y colorea. Es la vida misma”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?